Publicado: 26.01.2014 19:13 |Actualizado: 26.01.2014 19:13

¿Puede el órdago antisoberanista de Rajoy forzar la reforma de la Constitución?

El presidente invitó a Mas a pedir la reforma de la Carta Magna si quiere caminar por la vía legal. Rubalcaba coge el guante e insiste en abordar el cambio constitucional, porque el "gran problema" de Catalunya no se arregl

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El único resquicio de alguna puerta que Mariano Rajoy dejó ayer abierta ante las reivindicaciones independentistas de la Generalitat es el de la reforma constitucional, al invitar a Artur Mas en Barcelona y ante las eufóricas filas del PP Catalán (PPC) a dirigirse al único camino "que marca la ley" y defender, si así lo desea, un cambio de la Carta Magna. De consulta soberanista en Catalunya y su independencia, nada de nada, al menos, mientras el líder del Partido Popular sea presidente del Gobierno.

¿Dejan estas palabras de Rajoy abierta la posibilidad de que el Ejecutivo acepte abrir el melón de la reforma constitucional? Es muy improbable en estos momentos; quizás más posible poder apuntarlo tímidamente pasadas las elecciones europeas. Al fin y al cabo, un cambio en la Carta Magna es una petición recurrente, no sólo del PSOE para introducir un modelo federal en España, sino de varios barones del PP y de la sociedad misma.

Parlamentarios de todos los partidos políticos, según el estudio del CIS ES2827 elaborado por cuarenta académicos y con un trabajo de campo realizado entre 2009 y 2011, pero publicado recientemente, concluye que una amplia mayoría (81%) cree necesaria la reforma de la Constitución. Por formaciones, este apoyo al cambio se refleja en un 100% de los parlamentarios de IU, un 88% de los del PSOE, un 71% en el PP, un 80% en CiU, un 86% en ERC y un 93% en el PNV.

En este sentido, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras analizar el discurso de Rajoy ayer sábado en Barcelona, ha vuelto a insistir hoy en su propuesta para revisar y resolver la relación Catalunya-España: reformar la Constitución en una dirección federal con el fin de solucionar el problema territorial. El líder socialista, en una reflexión publicada en su página de Facebook, ha alertado de la necesidad de hacer "todos juntos" estos cambios porque, a su juicio, "el problema no se va a arreglar con el paso del tiempo"; de hecho, apunta que "si no se hace nada, se enconará más".

Forcadell (ANC) ha constatado la desesperación de Camacho utilizando "tanto a las víctimas del terrorismo como a Tarradellas"Rubalcaba analiza el discurso de Rajoy este sábado, durante la convención del PP catalán, y la contestación de Mas: "Rajoy le dice a Mas que ni puede ni quiere darle lo que le reclama: un referéndum de autodeterminación. Pero a Mas no le importa, porque el no de Rajoy le permite apuntalar su idea fuerza: España nos ignora". Además, destaca "la presencia inusual de muchos miembros del Gobierno y del PP" en Cataluña, un gesto que, a su juicio, podría interpretarse como "el reconocimiento de la existencia de un gran problema".

Rubalcaba, apunta que los socialistas llevan tiempo alertando de que "el deterioro de las relaciones entre Cataluña y el resto de España es un grave problema... para Cataluña y para España". "Y ante un grave problema, un Gobierno responsable no puede decir únicamente no, no y no, a todo, no", apunta el líder socialista, para añadir que si el Gobierno reconoce el problema "tiene que proponer soluciones". Como sí han hecho "los socialistas del PSC y el PSOE", aclara, que se han sentado a dialogar "para consensuar unas nuevas normas de convivencia".

Finalmente, Rubalcaba advierte de que cabe otra interpretación de lo acontecido en la convención del PP: "La de que ese desembarco de dirigentes del PP sea el comienzo de la campaña electoral". "De ser así, estaríamos ante una malísima noticia para todos aquellos que queremos seguir viviendo juntos", ha concluido.

Más contundente han sido en Iniciativa per Catalunya (ICV), apuntando no sólo al cambio constitucional, sino a que esta posibilidad sea superada con una "crisis" en ese sentido si Rajoy sigue negando a los independentistas la realización de su consulta el 9 de noviembre.

Un 71% de parlamentarios del PP, según el CIS, creen necesario un cambio en la Carta MagnaEl secretario general de ICV, Josep Vendrell, ha reaccionado hoy al discurso del presidente en Barcelona alertando de que la negativa al referéndum por parte del líder conservador llevará a una "crisis constitucional", porque no hay "argumentos democráticos" para no permitir que se lleve a cabo. "Estamos convencidos de que es una batalla democrática que ganaremos [ICV es partidaria de la consulta, aunque no de la independencia], porque no hay argumentos democráticos para decir no a la consulta", ha subrayado en declaraciones a EFE.

El dirigente ecosocialista ha acusado a Rajoy de "no tener ningún plan para Cataluña" más allá de "la política del no", con la que dibuja "un mensaje dirigido al sector duro del PP, a movilizar la derecha extrema que hay en su seno". En todo caso, Vendrell ha dejado claro que la negativa de un Gobierno del PP "profundamente autoritario" no aboca a Cataluña a unas elecciones plebiscitarias. Éstas y "unas elecciones avanzadas no son la solución, porque en unas elecciones se debate no sólo la relación con el Estado, sino muchas otras cosas", ha apuntado. "No hay otra salida a la consulta -ha rematado Vendrell-. La cuestión es si un Gobierno que dice ser democrático, y en este caso el PSOE también, pueden cerrar la puerta a la demanda del 70 % de la ciudadanía catalana".

Esquerra Republicana (ERC) ha sido la más contundente en su reacción al discurso de Rajoy. El portavoz en el Congreso de los socios independentistas de Mas, Alfred Bosch, ha pedido al PP que explique hasta dónde piensa llegar para impedir que Cataluña celebre la consulta soberanista.

En una entrevista a Catalunya Ràdio, Bosch ha apelado a la normalidad que supone querer votar frente a "lo que no es normal", esto es, "querer prohibir ir a las urnas". "Son ellos los que se tienen que explicar qué van a hacer para impedir hacerla, porque eso es lo anormal", ha concluido Bosch, que además, se ha sumado a las tesis de Mas de ayer, cuando aseguró que el PP da por hecho que se va a celebrar la consulta y, por ello, sus miembros se empeñan tanto en explicar lo mal que le iría a Cataluña si se independiza.

Por otro lado, Bosch se ha mostrado convencido de que los partidos que defienden el derecho a decidir serán capaces de consensuar una parte del programa electoral para las elecciones europeas sobre este tema.

En la misma línea independentista que ERC, ha hablado la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). Carme Forcadell, ha considerado "insultante e ignominioso" que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, citase este sábado al expresidente de la Generalitat Josep Tarradellas para frenar el proceso soberanista en Cataluña, durante la clausura de la convención del PPC.

En una entrevista a RAC1 este domingo, Forcadell ha afirmado que el discurso de Camacho demuestra su rabia e impotencia, y la disposición "a utilizar lo que haga falta, tanto las víctimas del terrorismo como al presidente Tarradellas" para frenar el proceso. "Si quiere demostrar el amor hacia Cataluña, que nos deje votar", ha replicado al presidente del Gobierno.

A las declaraciones del presidente catalán y del portavoz del Govern, Francesc Homs, y de Esquerra, ha respondido desde el PPC su portavoz adjunto en el Parlament. Santi Rodríguez ha afirmado hoy que ve a CiU y ERC "muy nerviosos" ante la "contundencia" del discurso en Barcelona de Rajoy y ha opinado que si no admiten que la consulta no se celebrará es porque "sería reconocer su fracaso".

En declaraciones a Efe, Rodríguez ha lamentado las palabras del conseller de Presidencia Homs, quien contrastó el "respeto" de los catalanes hacia Rajoy y la Convención del PPC frente al "relato apocalíptico" y "discurso del miedo" que, a su juicio, protagonizaron los dirigentes conservadores. "Para CiU y ERC -ha criticado Rodríguez-, todo el que diga cualquier cosa en contra de su opinión es el discurso del miedo y el apocalipsis. Pretenden esconder la realidad y nosotros queremos que se conozca". Ésa es, para el portavoz del PPC, la demostración de que a dichas formaciones "les ha puesto muy nerviosos la contundencia del posicionamiento de Rajoy: la consulta no es legal y no habrá consulta". "Y ellos lo reconocen en privado", ha recalcado.