Público
Público

Ordóñez cuestiona los límites a los contratos temporales

El gobernador defiende "quitarle dinero a la banca", pero no con un impuesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Estoy muy feliz de que se haya presentado la reforma laboral'. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se colocó ayer con los que defienden los cambios en el mercado de trabajo que se debatieron en el Congreso de los Diputados, que contienen 'avances que hay que valorar adecuadamente', a pesar de que cuestionó algunas de sus medidas.

En una comparecencia parlamentaria, el gobernador abogó por 'aplazar de alguna forma' las medidas que penalizan los contratos temporales. Aunque las considera 'extraordinariamente positivas', señaló que 'con más de cuatro millones de españoles en paro, es crucial mantener abiertas todas las oportunidades de creación de empleo'. 'En el momento en que veamos que ya tenemos contratación indefinida, que los empresarios la utilizan normalmente, dentro de tres años o de no sé cuántos, ya se puede pensar en limitar la temporalidad', señaló.

Fernández Ordóñez también lamentó que los convenios hayan quedado fuera de la reforma, si bien entiende que el decreto ley del Gobierno abre una vía para 'escaparse del corsé de la negociación colectiva'. Aun así, recomendó 'aprovechar la tramitación parlamentaria para clarificar cantidad de cosas'.

El gobernador apeló también a los grupos parlamentarios para que, en el seno del Pacto de Toledo, salga adelante 'con la mayor celeridad posible' la reforma de las pensiones, un elemento que consideró 'fundamental' para la recuperación de la confianza en la economía española. 'Para que las pensiones no bajen, hay que tomar decisiones, y cuanto antes mejor' insistió.

El responsable del supervisor financiero colocó la reforma de la Seguridad Social al mismo nivel que la reducción del déficit. En su opinión, el objetivo de reducir los números rojos de las cuentas públicas en el 6% es 'trascendental, porque pasaríamos inmediatamente a entrar en otra liga'. Fernández Ordóñez reclamó una mayor 'implicación' de las autonomías y de los ayuntamientos en el saneamiento presupuestario, y criticó que las medidas que han anunciado 'están muy lejos de responder a la reducciónradical de gasto público improductivo que nuestra economía necesita'.

El gobernador se refirió también a la reorganización del sistema financiero. 'Ya se han tomado las decisiones más relevantes referidas a la necesaria reordenación y redimensionamiento del sector de cajas', dijo, en referencia a la docena de procesos de fusión en marcha, en los que están involucradas 38 de las 45 entidades españolas. Tras esto, la tarea pendiente, apuntó, es la reforma de la ley que regula este sector.

A preguntas de los diputados, Fernández Ordóñez se declaró 'escéptico' sobre la idea de establecer un impuesto sobre el sector financiero para prevenir crisis. 'Me parece bien quitarle dinero a la banca, pero se puede conseguir de una forma más inteligente', señaló, aludiendo a las nuevas exigencias de capitalización que también 'cuestan dinero pero que hacen que la probabilidad de la crisis bancaria sea menor'.