Público
Público

Ordóñez dice que las comunidades y ayuntamientos deben implicarse en el control del déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dijo hoy que las comunidades autónomas y los ayuntamientos deben implicarse "seriamente" en la consolidación fiscal y las medidas para reducir el déficit público y pidió "cuanto antes" la reforma del sistema de pensiones.

En una reunión organizada por PricewaterhouseCoopers (PwC) e IE Business School, el gobernador analizó la situación del sistema bancario español durante la crisis, a la vez que abordó alguno de los retos de la economía española, en la que su modelo de mercado laboral "ha sido una rémora para la competitividad y dificulta la creación de empleo estable".

Fernández Ordóñez destacó que además de las "imprescindibles" medidas que se han adoptado en el ámbito financiero, es necesario acometer reformas en otros ámbitos, que contribuyan a la mejora de la confianza, la estabilidad macroeconómica y financiera, y el incremento de la productividad.

"Como los acontecimientos de los últimos meses han demostrado", unas cuentas públicas saneadas y sostenibles son un ingrediente imprescindible para contar con la confianza de los mercados y del resto de agentes económicos, agregó.

En este ámbito, el Gobierno "ha aprobado un ambicioso conjunto de medidas que adelanta una parte importante del esfuerzo de reducción del déficit público a 2010 y 2011, año este último para el que el objetivo de déficit se ha fijado en el 6% del PIB".

Este esfuerzo de consolidación fiscal "es excepcional, pero era inexcusable si se quería retomar una senda de estabilidad de las finanzas públicas y disipar las dudas acerca de su sostenibilidad"

Además, agregó, que "si se quiere que estas ganancias de credibilidad sean duraderas", es esencial que los objetivos anunciados "se cumplan estrictamente, corrigiendo cualquier posible desviación de los mismos si fuese necesario".

El gobernador subrayó que "dado el elevado grado de descentralización de nuestro país, es crucial que las CCAA y los ayuntamientos se impliquen seriamente en la consecución de estas metas".

En este sentido, destacó que debe acometerse "cuanto antes", en el marco del Pacto de Toledo, "una reforma del sistema de pensiones orientada a mejorar la equidad del sistema y garantizar su viabilidad".

Estas "medidas de mejora de nuestras cuentas públicas son imprescindibles" y "además es necesario adoptar reformas estructurales que incentiven la creación de empleo, faciliten el trasvase de recursos hacia las actividades más productivas y aumenten la productividad y eficiencia de nuestra economía".

Para el titular del emisor, "ocupa un lugar destacado la reforma del mercado de trabajo", ya que el modelo de mercado laboral español "ha sido una rémora para la competitividad y dificulta la creación de empleo estable".

Valoró que el pasado junio el Gobierno adoptase y remitiese al Parlamento un conjunto de medidas que aprobó hoy el Congreso orientadas principalmente a la reducción de la dualidad en la contratación y a reforzar los instrumentos de flexibilidad interna de las empresas.

Para Fernández Ordóñez, la reforma laboral aprobada es importante porque ha roto con "el café para todos" porque permite que los empresarios y los trabajadores puedan fijar sus salarios e incentivos.

La reforma, comentó, "si está bien redactada" contiene elementos que potenciarán la flexibilidad interna de las empresas que permitirán mejorar la competitividad de la economía española y el proceso de reducción de deuda de los agentes económicos.

La reforma propuesta, "aunque no cambia todos los elementos del sistema anterior", contiene avances positivos, que hacen posible que las empresas que se encuentren en dificultades puedan adoptar, de acuerdo con sus trabajadores, unas condiciones mejor adaptadas a su situación, que favorezcan la conservación de los puestos de trabajo.

Aunque calificó de "suficiente" la reforma laboral que ha desencadenado la convocatoria de una huelga general el próximo 29 de septiembre, el gobernador dijo que si no lo fuera, "habría que seguir avanzando" en los cambios que requiera el mercado laboral.

También hizo hincapié en otras reformas estructurales esenciales para el crecimiento, entre las que destacó la educación, ya que "se ha producido una ralentización en el avance del nivel educativo de la fuerza laboral", que es necesario abordar y reducir las "elevadas tasas de abandono temprano en la educación secundaria".

Fernández Ordóñez consideró "fundamental insistir en la liberalización de todos los mercados de bienes y servicios" para incrementar su competitividad y "sería deseable avanzar en la liberalización efectiva de las industrias de red -telecomunicaciones, electricidad y gas-".

Por su parte, el director del Centro Financiero PwC-IE, Luis de Guindos, comentó los matices propios de la crisis española, como el deterioro del empleo, debido al sector de la construcción y a que "las instituciones del mercado laboral han agrandado los problemas" de este mercado.