Público
Público

Ordóñez incumple sus propias recetas sobre empleo

En 2009, disparó la temporalidad y subió sueldos y pensiones por encima del IPC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La reforma laboral es la más necesaria de las modificaciones estructurales, porque es imprescindible para reducir el desempleo'. Estas palabras son del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Forman parte de todo un serial de apremios al Gobierno para que introdujese cambios que limitasen la temporalidad y eliminasen las subidas salariales automáticas. La afilada receta se convirtió ayer en un cuchillo de palo cuando el Banco de España hizo públicas sus cuentas del año pasado.

En 2009, el supervisor bancario disparó un 25,8% el personal externo contratado de forma temporal, que pasó de 139 empleados a 175. El mayor incremento se produjo en el personal directivo, con 108 contratos de media a lo largo del año, 32 más que en 2008. En cambio, la plantilla fija tuvo una reducción neta de 19 personas, un movimiento que afectó especialmente al equipo administrativo, con 24 empleados menos. El único grupo de fijos que aumentó fue el directivo, 12 más.

En el mismo informe, pero en el apartado sobre coyuntura española, se critica que, 'a pesar del intenso deterioro del empleo, los salarios apenas flexionaron a la baja en 2009', comportamiento 'estrechamente ligado a la escasa reacción cíclica de los salarios acordados en la negociación colectiva, que mostraron un aumento del 2,4% en 2009'. ¿Qué ocurrió en el Banco de España? Los gastos de personal aumentaron un 3,3%, debido en 2,3 puntos 'al Convenio Colectivo'. El IPC subió un 0,3%.

Las aportaciones a planes de pensiones de empleados se incrementaron un 9,5%, alcanzando los seis millones de euros.

El Banco de España ganó 2.673 millones de euros en el pasado ejercicio, un 27,89% más que en 2008. De esa cantidad, 1.706 millones fueron directos a las arcas públicas, además de otros 1.036 millones ingresados en 2009 pero con cargo a los beneficios de 2008. En total, en el pasado ejercicio, el Tesoro Público recibió 2.742 millones de la institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.