Público
Público

"La organización de la Justicia está anticuada"

El Secretario de Estado de Justicia advierte:  "No puede haber más aumento de sueldo del que ya se ha establecido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Julio Pérez interrumpe la enésima reunión de la jornada para responder a Público. Son tardes de trabajo intenso en el despacho del Secretario de Estado de Justicia. 'Nos vamos un poquito más tarde de lo habitual, pero no crea que el resto de los días cerramos pronto', explica.

'Una parte muy importante de sus peticiones están siendo atendidas'

Los ciudadanos suspenden a la Justicia ¿Cree que tienen razones?

Sin duda. Cuesta darle un aprobado raspado, aunque los alumnos son muchos y la nota media no haría justicia al conjunto. Hay partes en la administración de Justicia que apenas merecen un aprobado y otras que tendrían un sobresaliente; un ejemplo muy visible fue el juicio del 11 M.

¿Cuáles son los principales problemas de la Justicia?

Tiene un problema cuantitativo: es pequeña en su dimensión y está mal repartida, y un problema cualitativo: su organización y sus métodos son muy antiguos.

¿Cómo se puede desatascar el sistema?

Aumentando los medios y modernizando los sistemas de organización y trabajo. Un elemento decisivo es la introducción de nuevas tecnologías. Además, la Justicia no estaba concebida como un servicio público masivo al que acuden millones de personas. Hay que hacer muchas cosas, deprisa, con mucho convencimiento y entre varios interlocutores: las comunidades autónomas, el Ministerio, el CGPJ y los jueces. Pero no estamos en el puro vacío, hemos hecho ya muchas cosas.

Dada la complejidad del problema, ¿Caben soluciones a corto plazo?

Algunas. Reforzar los juzgados, extender la informática... pero un atraso acumulado durante décadas es imposible resolverlo de manera atropellada si se quiere hacer bien. Aún así, en los últimos cuatro años, hemos aumentado el número de jueces en casi 700, el presupuesto de Justicia ha crecido de 1.000 millones de euros a 1.500 y hemos duplicado el presupuesto de informática. Son sólo algunos ejemplos.

Si los problemas vienen de lejos ¿Por qué se levantan, justo ahora, los jueces?

Se lo pregunta el Gobierno, la opinión pública y nosotros todos los días. No parece que, en el momento en el que más inversión se hace, cuando hay más presencia en los grandes proyectos de modernización, o cuando ha cambiado el CGPJ y el PP y el PSOE han aparcado parte de sus diferencias para alcanzar un pacto, en este momento, se genere un movimiento reivindicativo. ¿Por qué? Es necesario que alguien nos lo explique.

Los jueces esgrimen por primera vez con la palabra huelga...

Una parte importante de sus reivindicaciones están siendo atendidas o lo serán muy pronto. Otras requieren cambios que tendrá que aprobar el Parlamento. Sólo hay dos negativas rotundas: no puede haber más aumento de sueldo del que ya se ha establecido para este año y no nos gusta la huelga, igual que creemos que no les gusta a los ciudadanos.

¿El ministro se reunirá el lunes con los jueces, qué va a ofrecerles?

Le vamos a contar lo que ya hemos comenzado a hacer. Por ejemplo, que hay un proyecto de ley para mejorar la distribución del trabajo entre jueces y secretarios Vamos a decirles también que el Ministerio cree que hay que suprimir el traslado forzoso por ascenso, aunque eso requiere organización para que no queden despoblados lugares a los que nadie quiere ir. La transformación que queremos es enorme, y por tanto necesitamos que todas sus piezas sean explicadas y comprendidas. No es que algunas reivindicaciones de los jueces sean sólo asumibles, sino que ya están en marcha.