Público
Público

La Organización de Shanghái cierra la puerta al ingreso de Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organizacion de Cooperación de Shanghái (OCS) cerró hoy la puerta a Irán al aprobar en Taskent, la capital de Uzbeksitán, un documento que establece los criterios de ingreso en ese grupo regional, que integran Rusia, China y cuatro repúblicas centroasiáticas.

"Este documento no le permite a Irán convertirse en miembro de la OCS. Establece muy claramente que uno de los criterios (de ingreso) es la necesidad de no estar sometido a sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU", eplicó el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, según informó desde Taskent la agencia rusa Interfax.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, señaló, por su parte, que "no pueden optar a ser miembro de la OCS países con dificultades de orden jurídico y, en particular, no puede participar un país que esté sujeto a sanciones de la ONU", y concluyó: "Creo que queda claro".

Además de Rusia y China, la OCS está integrada por Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán.

El documento aprobado hoy establece al mismo tiempo que el régimen de sanciones internacionales no es obstáculo para que Irán, que ha solicitado ya en dos ocasiones su ingreso como miembro pleno de la OCS, continúe en su calidad de país observador en la Organización.

Previamente, el presidente de Uzbekistán, Islam Karímov, había anunciado que la aprobación de los criterios de ingreso no significa la "ampliación automática" de la OCS a los países observadores, entre los que se cuentan, además de Irán, India, Mongolia y Pakistán.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, estaba invitado a la cumbre, pero anuló su asistencia en último momento, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU anunciara nuevas sanciones contra su país por negarse a colaborar con el Organismo Internacional de la Energía Atómica.

En representación de Teherán a la cita de Taskent acudió el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manuchehr Mottaki, quien subrayó el carácter pacífico del programa nuclear de su país.

"Nuestro lema es: energía nuclear para todos, armas nucleares para nadie", dijo en la cumbre Mottaki, según informó desde la capital uzbeka la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Al mismo tiempo, calificó de injustas las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU y se preguntó si la adopción de esas medidas es una respuesta "a las buenas intenciones de Irán", en alusión al reciente acuerdo de su país con Turquía y Brasil sobre intercambio de uranio.

Medvédev se pronunció también a favor de ampliar el número de países observadores, así como de socios para el diálogo, entre los que actualmente se cuentan Bielorrusia y Sri Lanka.

Por otra parte, la OCS anunció que prestará asistencia humanitaria a Kirguizistán, el país más pobre de la región y escenario últimamente de violentos enfrentamientos como los que anoche se cobraron una cuarentena de muertos y medio millar de heridos.

"Los jefes de Estado acordaron hoy que todos harán su aporte en estos proyectos para ayudar a estabilizar la situación (en Kirguizistán)", dijo el jefe de la diplomacia rusa, quien agregó que su país ya ha prestado asistencia en varias ocasiones por un valor total de 50 millones de dólares.

Precisó que la ayuda de la OCS se coordinará de tal manera que permita cubrir las principales necesidades de ese país.

Los presidentes de los Estados miembros de la organización, a excepción de Kirguizistán, representado por su ministro de Asuntos Exteriores en funciones, firmaron asimismo una declaración conjunta de la cumbre y aprobaron una serie de documentos de procedimiento e informes sobre los resultados de la actividad de la OCS en 2009.

En la reunión de Taskent, la presidencia de la OCS pasó a manos de Kazajistán, cuyo presidente, Nursultán Nazarbáyev, anunció que la próxima cumbre se celebrará el 15 de junio de 2011 en Astaná, la capital de ese país.