Público
Público

Los organizadores buscan una solución al tráfico de Vancouver

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los residentes de Vancouver están empezando a tomar en cuenta las peticiones para que usen más el transporte público que sus coches, pero aún están lejos del objetivo que los organizadores fijaron para evitar problemas de transporte durante los Juegos de Invierno.

Los organizadores dijeron el martes que se requiere un recorte de un 30 por ciento en el tráfico regular de vehículos en el área céntrica para facilitar el curso de los Juegos, pero la circulación sólo se redujo un 11 por ciento la semana pasada, cuando comenzó la llegada de visitantes, deportistas y medios.

Una prueba crucial para el plan de transporte de los Juegos se presentará el viernes, cuando unas 100.000 personas se reunirán en el área céntrica para la ceremonia de apertura.

Un puente clave de entrada al área también será cerrado para el evento, sumándose a una lista de cierres de vías que han complicado la conducción por ciertas partes de la ciudad.

Los primeros cierres llevaron a la gente a usar el sistema de transporte público o bicicletas, pero esto no ha sido suficiente, dijeron los organizadores.

"Necesitamos que aún más gente use el transporte público, camine o venga en bicicleta al centro para celebrar el inicio de los Juegos de Invierno de 2010", dijo en un comunicado Penny Ballem, administrador de la ciudad.

Las autoridades de la urbe han dicho que creen que muchas personas esperarán hasta el último minuto para cambiar sus hábitos de viaje, y que la caída de un 11 por ciento vista durante una prueba la semana pasada era tres veces mejor que la que vieron en la prueba que realizaron una semana antes.

Se prevé que los puntos de control policial en la única vía de enlace directo entre Vancouver y el centro montañoso de vacaciones de Whistler -que está a unos 125 kilómetros de distancia- comenzarán a funcionar el jueves.

La carretera recientemente mejorada "Sea to Sky" tiene capacidad para cumplir con las demandas de viaje de los Juegos, pero el espacio de estacionamiento es tan limitado en Whistler que la policía está restringiendo el acceso de vehículos para el evento deportivo.