Público
Público

Orlando Magic pierde el liderato y Phoenix el sexto partido seguido fuera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un nuevo duelo entre equipos de Florida los Heat de Miami salieron como grandes triunfadores ante los Magic de Orlando, que perdieron el liderato de la División Sureste y protagonizaron la reducida jornada de la NBA.

La consistencia con la que comenzaron la liga ya no es la misma para los Magic, que vieron cómo los Heat, dirigidos por el base puertorriqueño Carlos Arroyo y la efectividad encestadora de Dwyane Wade, les derrotaron 104-86 en su visita al American Airlines Arena.

Wade fue el líder encestador al conseguir 25 puntos y siete asistencias, mientras que Michael Beasley fue el segundo máximo encestador con 22 tantos y ocho rebotes.

El escolta-alero reserva Dorell Wright y el escolta Quentin Richardson aportaron 11 tantos cada uno y los Heat (13-11) vencieron por segunda vez a los Magic en los dos partidos que han disputado esta temporada.

Arroyo, que volvió a salir de titular por segundo partido consecutivo en sustitución de Mario Chalmers, jugó 26 minutos en los que aportó cinco puntos.

El internacional boricua anotó 2 de 6 tiros de campo, incluido un triple, repartió siete asistencias y capturó cuatro rebotes que dieron a los Heat mayor solidez en su juego de conjunto.

El pívot Dwight Howard aportó un doble-doble de 17 puntos con 14 rebotes para los Magic, que bajaron su marca a 15-4 en los partidos disputados contra equipos de la Conferencia Este.

El escolta reserva J.J.Redick aportó 13 puntos, el alero francés Mickael Pietrus llegó a los 12 y Vince Carter se quedó con 10 tantos después de estar los 21 primeros minutos sin anotar.

La derrota le costó a los Magic (19-7) la perdida del liderato de la División Sureste, que ahora vuelve a ser de los Hawks de Atlanta (18-6).

El base Jerryd Bayless había estado en un segundo plano desde que comenzó la nueva temporada hasta que la pasada noche surgió con su mejor baloncesto y fue la clave que permitió a los Trail Blazers de Portland derrotar por 105-102 a los Suns.

Bayless se convertió en el máximo encestador de los Trail Blazers al conseguir 29 puntos, su mejor marca como profesional, y además anotó tres tiros de personal en los últimos nueve segundos del tiempo reglamentario para asegurar la victoria, la segunda consecutiva.

El valor del triunfo fue mayor porque lo consiguieron a pesar de las bajas que sufren por lesión de varios jugadores, entre ellos la del escolta español Rudy Fernández, que fue operado de la espalda, y porque remontaron una desventaja de 15 tantos en el tercer cuarto.

Junto a Bayless, el escolta Brandon Roy lo apoyó con 27 puntos, ocho rebotes, cuatro asistencias y tres recuperaciones de balón que dieron a los Trail Blazers (16-11) la segunda victoria consecutiva después de haber perdido seis de los ocho partidos anteriores.

Los aleros LaMarcus Aldridge y Martell Webster anotaron 15 puntos y capturaron siete rebotes cada uno.

A pesar de la victoria, los Trail Blazers siguen terceros en la clasificación de la División Noroeste, por detrás de los Jazz de Utah y los Nuggets de Denver -líderes-, que tuvieron ambos jornada de descanso.

El ala-pívot Amare Stoudemire, con un doble doble de 27 puntos y 11 rebotes, encabezó el ataque de los Suns.

El veterano alero Grant Hill llegó a los 20 puntos y el base canadiense Steve Nash también se apuntó a un doble-doble de 16 tantos, 13 asistencias y cinco rebotes.

Nada de esa aportación, lo mismo que los 17 puntos del pívot Channing Frye, iba a impedir la derrota, sexta consecutiva fuera de su campo, marca que no tenían desde el 28 de enero al 20 de febrero del 2004.

"No supimos asegurar el partido en los momentos decisivos, dejamos que los Trail Blazers entrasen de nuevo en la lucha y al final ellos sí aprovecharon las oportunidades", destaco Nash. "Son los partidos que no te gusta perder en ninguna parte".

La derrota dejó a los Suns con marca de (17-9), la segunda mejor en la División Pacífico y la cuarta en la Conferencia Oeste.

No están en su mejor momento de juego los Bulls de Chicago y por eso conseguir la victoria 98-89 ante los Knicks de Nueva York, la tercera en los últimos 14 partidos que han disputado, se convirtió en motivo de alegría para los jugadores.

El alero sudanés Luol Deng, con un doble-doble de 24 puntos y 13 rebotes, fue el líder perfecto para que los Bulls remontasen una desventaja de 17 tantos y al final lograsen la victoria.

John Salmons aportó 20 puntos con siete rebotes, mientras que le base Derrick Rose llegó a los 18 tantos y repartió seis asistencias.

El pívot Joakim Noah se quedó a las puertas de un doble-doble (15 tantos con nueve rebotes), que sí consiguió el novato Taj Gibson al anotar 12 tantos y capturar 10 balones bajo los aros para los Bulls (9-15), que han perdido seis de los últimos siete partidos.

Lo Bulls rompieron el marcador a su favor en el cuarto periodo después de tener racha de 15-2 y Salmons anotó siete puntos en los últimos 47.7 segundos con un triple que iba a ser decisivo.

Los Knicks, que tuvieron hasta 17 puntos de ventaja en el primer cuarto gracias al acierto del alero Al Harrington, que logró 14 tantos de los 18 con los que concluyó el partido, al final no pudieron evitar la derrota.

El equipo de Nueva York acerto 16 de 47 triples, la marca mayor en cuanto a tiros de larga distancia en lo que va de temporada.

El alero italiano Danilo Gallinari y el ex jugador de los Bulls el base Chris Duhon aportaron 18 puntos cada para los Knicks (8-17), que al final no tuvieron de su lado los tantos decisivos.