Público
Público

Orlov no se desdice de su acusación a Kadírov del asesinato de Estemírova

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El director de la organización de derechos humanos Memorial, Oleg Orlov, se negó hoy desdecirse de las declaraciones en las que responsabilizó al presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, del asesinato de la activista Natalia Estemírova.

"Estoy dispuesto a defender ante el tribunal y la investigación, en caso de que se incoe un proceso penal, las palabras que pronuncié", aseguró Orlov a la agencia Interfax.

Orlov salía así al paso de la decisión de Kadírov de demandarle por implicarle directamente en la muerte este miércoles de Estemírova, activista y periodista que investigaba desde hace años los abusos de los derechos humanos en la región.

"Creo que es normal si Kadírov decide solventar una situación conflictiva en el marco del derecho", comentó Orlov.

El abogado del líder caucásico adelantó el viernes que interpondría "una demanda en defensa del honor, dignidad y reputación profesional del presidente de la República de Chechenia".

El propio Kadírov, que también fue implicado en su momento con el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya, recriminó ayer en conversación telefónica a Orlov el que le acusara.

"Sus afirmaciones sobre mi culpabilidad de lo ocurrido son, por decirlo con delicadeza, no éticas y muy extrañas. Usted no es ni fiscal ni juez ni investigador", dijo Kadírov, según informó el servicio de prensa de la Presidencia chechena.

Orlov dijo el jueves que sabía quién es el culpable del asesinato de Estemírova: "Todos conocemos a este hombre. Se llamada Razmán Kadírov y es el presidente de la República de Chechenia".

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, elogió a la activista por decir la verdad y aseguró que su muerte "no quedará impune", pero tachó de "inaceptable" para el Kremlin acusar a Kadírov de estar detrás del asesinato.

El asesinato de Estemírova ha sido condenado unánimemente por la comunidad internacional, incluido el departamento de Estado norteamericano y la Unión Europea, que han demandado a la Justicia rusa que esclarezca el caso.

Estemírova fue secuestrada el miércoles en Grozni, capital chechena, y su cadáver con varios disparos de bala en cabeza y pecho fue abandonado cerca de una carretera en la vecina república rusa de Ingushetia.