Público
Público

Ortega Cano experimenta una leve mejoría respiratoria

Según la familia del torero, el atestado de la Guardia Civil indica que no estaba borracho y que circulaba a 70k m/h

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ganadero y exmatador de toros José Ortega Cano continúa ingresado con pronóstico grave y conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital universitario Virgen Macarena de Sevilla aunque los médicos han comenzado a disminuirle la sedación y presenta 'una ligera mejoría de la función respiratoria'.

Así, según el nuevo parte médico emitido este viernes por el centro hospitalario, Ortega Cano 'prosigue su estado sedoanalgesiado', con 'estabilidad hemodinámica' y sin nuevos datos significativos en su evolución clínica.

Fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que José Ortega Cano conducía a una velocidad 'inadecuada', si bien no muy superior a la permitida en ese tramo de carretera, y en un momento dado invadió el carril contrario colisionando con el otro vehículo. Las fuentes han aclarado que, debido a la gravedad de las heridas que presentaba, no pudo ser sometido a la prueba de alcoholemia, aunque, según el testimonio de los médicos que lo atendieron, el ex matador de toros no presentaba síntomas de haber ingerido alcohol

Esa es la gran duda sobre la que especula la prensa del corazón, si Ortega Cano bebió o no antes del grave  del grave accidente del pasado sábado que le costó la vida a una persona, Carlos Parra, de 48 años.

Según Paco Ortega, sobrino y portavoz de la familia de Ortega Cano, su tío dio negativo en la prueba de alcoholemia y circulaba a a 70 kilómetros por hora. Aquí hay una evidente contradicción, pues al parecer no sel practicó la prueba de la alcoholemia. Paco Ortega se remite al primer atestado que la Guardia Civil hizo tras el accidente. Ortega señaló el jueves por la tarde a los medios: 'Según el atestado que le han hecho llegar al abogado de mi tío, le hicieron las pruebas de alcoholemia y no hay alcoholemia, y circulaba a 70 kilómetros hora'.

Ese atestado no ha llegado a la familia de Carlos Parra. Gonzalo Ruiz, abogado de la familia del conductor muerto en el choque, afirmaba casi al mismo tiempo que el sobrino de Ortega Cano que sus clientes quieren que 'se aclaren los hechos' y que interpondrán una denuncia cuando lo consideren oportuno.

En declaraciones a Efe, Ruiz manifestó que, si hubo negligencia por parte del diestro, ya se verá con las aportaciones que hagan en los juzgados la Guardia Civil y los partes médicos, pero que su prioridad es aclarar la situación lo antes posible.

En relación con una supuesta llamada al servicio de emergencias 112 alertando, diez minutos antes del accidente, de que un vehículo similar al del torero había hecho un adelantamiento 'peligroso', Ruiz afirmó que las actuaciones que por el momento les han llegado no recogen 'nada de eso' y que hasta que no se verifiquen lo que 'hasta ahora son conjeturas' no van a hacer caso.

Asimismo, explicó que están intentando que la presión recaiga en su despacho, para que la familia pueda estar 'lo más tranquila posible y pueda pasar su tiempo de duelo'.

En cuanto al estado de salud de José Ortega Cano, su sobrino informó de que sigue en coma aunque los médicos le habían bajado el nivel de sedación.