Público
Público

Los Óscar se preparan para una ceremonia invernal en la soleada California

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización de los Óscar ultimó ayer en Hollywood los detalles de su 83 edición, una ceremonia amenazada por el mal tiempo que tendrá lugar mañana domingo y en la que los sobres con los ganadores lucirán por primera vez un diseño especial.

Numerosos operarios se apresuraron durante la jornada del sábado para dejar todo preparado de cara a la gran gala de la industria del cine en previsión de que la lluvia o el viento pudieran hacer acto de presencia.

Los alrededor de cien metros de alfombra roja situada en los aledaños del teatro Kodak, auditorio donde se entregan los galardones, quedaron protegidos por plásticos para impedir que se ensucien, lo mismo que decenas de estatuas de Óscar a gran escala que salpican el recorrido. Todo ello debajo de una gran carpa.

Si no llueve, la cubierta transparente podría ser retirada justo antes del inicio de la retransmisión que este año tendrá una emisión previa de una hora y media dedicada específicamente a la alfombra roja, 60 minutos más de lo habitual, en vista del interés que genera la llegada de los famosos al evento.

Todo apunta a que los aguaceros y el granizo que afectó el área de Los Ángeles durante el viernes y el sábado, dejará paso a cielos despejados el domingo, aunque las temperaturas estarán más próximas a los 10 grados que los cerca de 20 que suelen calentar tradicionalmente el ambiente de la ceremonia.

Además del frío, los Óscar estrenarán este año un nuevo "look" para los sobres que contienen los nombres con los ganadores que pasarán a integrar así la lista de elementos icónicos del evento.

"Quería algo que fuera muy lujoso, muy 'glamouroso'. Quería que los receptores de los premios sintieran que ganan algo más además que la estatuilla. El sobre es lo que anuncia su victoria a todo el mundo y quería que fuera como un tesoro para el resto de sus vidas", explicó a Efe el diseñador Marc Friedland.

Los presentadores de cada una de las categorías, entre los que están Javier Bardem, Halle Berry, Sandra Bullock, Robert Downey Jr., Nicole Kidman, Hugh Jackman o Scarlett Johansson, recibirán un sobre dorado con una tarjeta en su interior diseñada a mano en la que se leerá "And the Oscar goes to" junto con el nombre del ganador.

"Lo hemos probado muchas veces y estamos seguros de que no habrá problemas para abrirlos, es muy fácil", afirmó Friedland.

La gala tendrá como maestros de ceremonia a Anne Hathaway y James Franco, dos de los actores de nueva generación más populares actualmente en Hollywood con los que la Academia busca conseguir enganchar a la escurridiza audiencia joven.

El máximo favorito para alzarse con los Óscar más importantes es "The king's speech", que atesora 12 nominaciones y se postula como virtual triunfador en las categorías de mejor película, mejor guión original o mejor actor para Colin Firth, con quien compite el español Javier Bardem por su trabajo en "Biutiful".

Ese filme fue rodado en Barcelona por Alejandro González Iñárritu y aspira a llevarse la estatuilla de mejor película extranjera en representación de México, si bien parece tener cierta ventaja la producción danesa "In a better world".

La emisión de la alfombra roja de los Óscar comenzará a las 16.00 hora local de Los Ángeles (0.00 GMT del lunes) y dará paso a la ceremonia a partir de las 17.30 hora local (1.30 GMT del lunes) que tiene una duración prevista de 3 horas y será seguida en más de 200 países.

Por primera vez, la página web oficial de la gala, Oscar.go.com, ofrecerá imágenes exclusivas de lo que sucede durante todo el evento, desde la alfombra roja hasta la zona de entrevistas con los ganadores, algo que hasta ahora quedaba fuera de la vista del gran público.