Público
Público

La OTAN invita a Irán a participar en una cumbre sobre Afganistán

Clinton exige a los aliados europeos nuevas contribuciones para la guerra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, propuso ayer a los miembros de la OTAN una reunión de alto nivel que debata el futuro de Afganistán, en la que espera contar con la presencia del Gobierno de Irán. Los Veintiséis aceptaron la propuesta norteamericana e invitaron al enviado de la ONU al país, Kai Eide, a sumarse a la reunión del próximo 31 de marzo para buscar soluciones a la guerra en Afganistán, donde la Alianza tiene desplegados dentro de la misión ISAF a 56.420 soldados, 780 de ellos españoles.

En Afganistán 'tenemos una amenaza común, un reto y una responsabilidad comunes', aseguró Clinton en su primera reunión con los ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza Atlántica. A la reunión asistirán, además de los 26 miembros de la organización, los otros 15 países que mantienen tropas desplegadas en la misión.

La Alianza propone una 'solución regional' del conflicto afgano

Tanto Clinton como Bernard Kouchner, jefe de la diplomacia francesa, se mostraron confiados en que Irán estará en la reunión, a la que 'será invitado como país vecino', aclaró la secretaria de Estado.

Irán, que hasta ahora ha rechazado involucrarse en los esfuerzos de la OTAN en la vecina Afganistán y que mantiene unas tensas relaciones con Washington, fue dibujado por Clinton como una amenaza de la que Europa puede defenderse por medio del escudo antimisiles de EEUU, desarrollado por el ex presidente George Bush. 'Hay mucho debate sobre su capacidad [nuclear], pero no sobre sus intenciones', recalcó Clinton, apelando al 'derecho de Europa a defenderse de las amenazas del siglo XXI'.

Los Veintiséis insistieron en la 'solución regional' y la implicación de países vecinos como Pakistán, de quien Afganistán 'recibe continuas amenazas externas', aseguró Clinton, en referencia al área fronteriza que sirve de oasis a la insurgencia talibán. El ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, apostó también por la presencia de Rusia y China en la reunión.

La pacificación del país no se logra sólo por la vía militar dice Kouchner

Clinton espera ver 'nuevas contribuciones' en número de tropas desplegadas por parte de los aliados europeos a medida que se acerque la cumbre de jefes de Estado de la Alianza, a comienzos de abril, que contará con la presencia del presidente de EEUU, Barack Obama.

Para preparar el terreno, el martes visitará la Alianza Atlántica Joe Biden, vicepresidente de EEUU. Pero los socios europeos recalcan que 'no hay una solución solamente militar', en palabras de Kouchner. El ministro de Exteriores francés dijo que había que 'afganizar los esfuerzos', esto es, iniciar la paulatina transferencia de responsabilidades hacia las fuerzas de seguridad e instituciones afganas.

Al frente de ellas está, por el momento Hamid Karzai, un presidente al que se le acaba el mandato en mayo y que está cada día más acosado por la corrupción de sus dirigentes y la pobreza de su pueblo. Las elecciones en Afganistán, que se celebrarán en agosto, son vistas por EEUU como una prueba de fuego para la Alianza, por lo que espera contar con un refuerzo en el número de soldados que garanticen un proceso electoral seguro.

Gira europea de Obama

La secretaria de Estado de EEUU también anunció una visita de Obama a Europa, aprovechando las cumbres del G-20 y de la Alianza Atlántica, así como las reuniones entre la UE y EEUU, que se celebrarán en un margen de cuatro días. Además de estas citas multilaterales, el presidente visitará el Reino Unido, Francia, Alemania y la República Checa entre el 31 de marzo y el 5 de abril.