Público
Público

A la OTAN no le gusta la "americanización" de Afganistán

De Hoop Scheffer no ve positivo que EEUU ponga en juego tantos militares y pide ayuda de nuevo a los países de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, ha considerado hoy que la 'americanización' de la operación militar en Afganistán 'no sería buena ni para la misión ni para la OTAN', por lo que ha instado al resto de los aliados a 'cumplir su parte' y hacer un mayor esfuerzo civil y militar. 'Esta no es la guerra del presidente Obama', ha asegurado De Hoop Scheffer a un grupo de periodistas en Bruselas, cuatro días antes de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno aliados en Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania).

En cuanto a los nuevos planes estadounidenses para la región, el secretario general ha indicado que le parecen 'realistas' tanto en sus objetivos como en su calendario, y ha enfatizado que la salida del país dependerá en buena medida del éxito en el entrenamiento del Ejército Nacional Afgano. 'Esto significa que no vamos a ser capaces de convertir Afganistán en Suiza en unos pocos años', ha ironizado.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se presenta a la Cumbre del 60 aniversario de la OTAN con una nueva estrategia para ganar la guerra en Afganistán que incluye el envío de 17.000 nuevos soldados para garantizar la seguridad en las elecciones de agosto, más otros 4.000 para entrenar al Ejército Nacional afgano.

Así, en total habrá más de 55.000 efectivos estadounidenses, frente a los 32.100 que suman las otras 41 naciones que participan en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). 'Que no haya quejas sobre la americanización de esta misión si otros aliados no cumplen su parte', ha dicho Scheffer, que no obstante ha aclarado que sólo estaba haciendo una advertencia sobre un escenario que no cree que vaya a ocurrir.

Sobre las perspectivas de un nuevo esfuerzo aliado en la reunión del 3 y 4 de abril en Estrasburgo (Francia) y Kehl (Alemania), el secretario general ha dicho que no es pesimista, y ha recordado que holandeses, polacos, británicos e italianos, entre otros, han hablado ya de contribuciones. 'Veo a los europeos asumiendo sus responsabilidades -ha concedido Scheffer- pero todavía no es suficiente ni en el lado civil ni en el militar', dos facetas que a su juicio están 'inextricablemente unidas'.


Según fuentes diplomáticas aliadas, 'los americanos han comprendido que no va a haber un anuncio importante de refuerzo militar en la Cumbre, y están más por pedir a los europeos que participen en el entrenamiento policial'. En este contexto se enmarca la iniciativa francesa de enviar 300 efectivos de la Fuerza de Gendarmería Europea para formar a policía paramilitar capaz de controlar la seguridad de un territorio una vez que los insurgentes hayan sido expulsados del mismo.

Para Scheffer, esta idea -en la que participarían al menos Francia (Gendarmes) España (Guardia Civil) e Italia (Carabineros)- debe desarrollarse del modo que sea más efectiva, y ese debe ser el criterio para decidir si debe estar bajo mando de EEUU, la Unión Europea (UE) o la ISAF.