Público
Público

La OTAN y Ucrania pactan un acercamiento informal para una eventual adhesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN y Ucrania se comprometieron hoy en Bucarest a impulsar su acercamiento mutuo con el objetivo de integrar esta ex república soviética en la Alianza Atlántica en un futuro, aunque por ahora no se aplicará el llamado "Plan de Acción para la Adhesión".

La mayor parte de los líderes de la Alianza se reunieron con el presidente ucraniano, Víctor Yúschenko, en el marco de la comisión OTAN-Ucrania, que mantuvo hoy en esta capital su primera reunión desde el año 2004 en Estambul.

El artífice de la llamada "revolución naranja" destacó tras la sesión su satisfacción de volver a Kiev "con una perspectiva de adhesión" a pesar de no haber recibido la invitación a aplicar el Plan de Acción para la Adhesión (MAP).

Poner en práctica ese plan había sido el deseo expreso del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pero ante el rechazo alemán y francés, la Alianza optó por aplazar su aplicación.

Berlín y París destacan que una gran mayoría de los 50 millones de ucranianos están en contra de ingresar en la Alianza Atlántica.

No obstante, los 26 aliados declararon tras el Consejo Atlántico de ayer que "Ucrania será miembro de la OTAN", una postura que fue destacada y reforzada hoy en el seno de la comisión.

El secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, llegó hoy a decir ante la prensa que en su opinión "no hay ni una brizna de duda" de que Ucrania será un día miembro de la OTAN.

"Lo que hemos decidido no es un evento aislado, hemos iniciado un proceso, que llevará a la adhesión de Ucrania en la OTAN", aseveró el secretario general.

El primer paso de este acercamiento será una fase que la OTAN llama "colaboración intensificada".

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN deberán hacer un primer análisis de la situación en su próxima reunión en diciembre de este año.

Yúschenko, por su parte, manifestó que su país "entiende los desafíos" que han causado aplazar por ahora dar el próximo paso hacia la integración en la OTAN. "Estamos comprometidos con los valores europeos y euro-atlánticos", aseguró.

En una declaración conjunta, las partes destacan su convicción de que la soberanía, independencia y la integridad territorial de Ucrania son "factores clave para asegurar la estabilidad en Europa", en referencia a la influencia que Moscú desea ejercer sobre Kiev.

Al mismo tiempo, recuerdan la importancia de que Ucrania siga comprometida con las reformas políticas, económicas y militares.

Esta ex república soviética, detrás de Rusia el segundo país más extenso de Europa, pasa desde hace meses por turbulencias políticas ante la rivalidad entre los sectores pro occidentales y pro rusos.

Por otra parte, Scheffer destacó que Ucrania es el único país, aliado o no, que participa en las siete misiones de la Alianza en el mundo, hecho que es "altamente valorado" por los aliados.

Por ejemplo, unos 190 soldados ucranianos forman parte de la fuerza internacional para Kosovo (KFOR), liderada por la OTAN, mientras que otros 40 efectivos ucranianos están en Irak.

Yúnschenko agregó que su país se desprendió en el pasado de todo su arsenal atómico, compuesto por unas 2.000 cabezas nucleares, lo que calificó como un "aporte colosal a la seguridad internacional".

Rusia rechaza la posible adhesión a la OTAN de Ucrania y también de Georgia, otra ex república soviética, y ha advertido de "graves consecuencias" si los aliados los incluyen en la Alianza.

Después del Consejo OTAN-Rusia de hoy, Scheffer reconoció que la ampliación de la Alianza hasta el Este de Europa es un "asunto contencioso", aunque negó que se haya producido una confrontación al respecto en la reunión de hoy.