Público
Público

Otegi, convencido de que habrá otra negociación con acuerdo político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex-portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi ha dicho hoy en Elgoibar (Guipúzcoa) que está "absolutamente convencido" de que "Euskal Herria conocerá otra vez un proceso de negociación" que desembocará en un acuerdo político y en la libertad de todos los presos.

Otegi ha hecho estas declaraciones durante el acto de recibimiento que, organizado por el movimiento pro-amnistía, le han tributado varios cientos de personas en la plaza de Los Fueros de su localidad natal, una semana después de que saliera de la cárcel donostiarra de Martutene tras cumplir una condena de 15 meses por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El homenaje, que ha discurrido sin incidentes y ha sido seguido por dos dotaciones de la Ertzaintza apostadas en las inmediaciones, había sido autorizado por el departamento vasco de Interior con la advertencia de que en el mismo no podrían "participar mediante anagramas o textos organizaciones declaradas ilegales".

El ex-dirigente de Batasuna ha sido recibido en la plaza del Ayuntamiento entre aplausos y gritos de apoyo de los asistentes, entre los que se encontraban la abogada Jone Goirizelaia, la parlamentaria de EHAK Nekane Erauskin, el que fuera responsable de las gestoras pro-amnistía Juan María Olano, la dirigente de ANV Arantxa Urkaregi y el histórico miembro de la izquierda abertzale Tasio Erkizia, entre otros.

En una intervención mayoritariamente en euskera, Otegi ha señalado que, si bien tiene "razones para estar preocupado", es "razonablemente optimista", porque tiene la certeza de que "este país conocerá un proceso de negociación y diálogo político que nos conducirá a un escenario democrático en el que, como en Irlanda, no haya ni un solo preso político más".

El ex-portavoz de Batasuna ha intervenido desde un escenario presidido por una pancarta con su foto y el lema "Arnaldo bienvenido. Euskal Herria necesita libertad", junto a una ikurriña y una bandera amarilla con el arrano beltza -águila negra-, uno de los símbolos tradicionales de la izquierda abertzale.

Numerosos carteles en el estrado y también en la plaza reivindicaban los derechos de los presos, al igual que han hecho dos personas vestidas con buzos blancos y caretas que han permanecido en el escenario durante todo el acto exhibiendo sendos carteles que pedían la libertad de los reclusos de ETA enfermos.

Otegi ha criticado a "una clase política que intenta gestionar el mantenimiento del conflicto, que mira los réditos electorales y los intereses económicos, y que cree que con el conflicto en marcha puede seguir manteniendo su hegemonía".

"Pero a nosotros -ha agregado- no nos interesa la dinámica de buscar culpables, sino la de buscar soluciones".

Por ello ha hecho un llamamiento a "seguir trabajando" aunque sea "en silencio", y ha asegurado que él tiene "un compromiso con este pueblo" que no abandonará "mientras quede un solo preso en la cárcel".

Antes de su intervención, Otegi ha sido agasajado con numerosos regalos, un aurresku o baile de honor y varias actuaciones de música y versos vascos, así como lo han sido otros familiares de presos naturales de Elgoibar.

Los actos de bienvenida han continuado con una cena popular en el frontón de una ikastola de Elgoibar, tras lo cual Otegi tiene previsto irse mañana a Italia de vacaciones con su familia, una vez que la Audiencia Nacional le haya concedido un permiso de una semana a tal fin.