Público
Público

Las otras 400.000 'Nenas'

Las mujeres gitanas en España reciben el fallo de Estrasburgo como un triunfo de la comunidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comunidad gitana ha recibido el triunfo de La Nena en Estrasburgo del pasado martes como una victoria del colectivo y, en particular, de las 400.000 mujeres de la minoría étnica con más peso demográfico en España. El Tribunal reconoció la boda de La Nena por el rito gitano y los 29 años que vivió con su marido, y condenó a España a pagarle 70.000 euros por su pensión de viudedad acumulada.

Excepto en casos concretos como el suyo, las mujeres gitanas apenas tienen visibilidad y su imagen se sigue asociando a personajes folclóricos, vendedoras ambulantes y con escaso nivel educativo, que sólo cumplen las funciones de madre y esposa. Tras el fallo deEstrasburgo, han aprovechado para reivindicar más visibilidad y los avances sociales que ha tenido el colectivo.

Ocho de cada diez estudiantes universitarios gitanos son mujeres, lo que refleja un avance

'El feminismo gitano está haciendo una revolución tranquila para conseguir una igualdad en la que los gitanos nos acompañen', afirmaTamara Carrasco, responsable de igualdad de género y organizadora del Seminario Estatal de mujeres gitanas, que se ha celebrado en Madrid esta semana. Hace 30 años, la presencia de estas mujeres en el sistema educativo y en el mercado laboral era muy escasa. 'Actualmente, encontramos desde sociólogas, abogadas y economistas hasta pintoras y cantantes', asegura Carrasco.

'Las gitanas son cada vez más emprendedoras y la mayoría de los nuevos negocios los crean mujeres', explica la ponente. De hecho, 'se ha producido un gran cambio para que las gitanas no opten simplemente por la salida laboral del mercadillo o del campo, sino también por otros oficios', explica Rosario Cerreduela, experta en violencia de género.

Las mujeres gitanas insisten en que uno de los principales caballos de batalla que les ha permitido alcanzar este objetivo han sido los avances educativos, aunque todavía siguen siendo un lastre. 'Todos los niños están escolarizados. Sólo pedimos más implicación del Estado para que los gitanos permanezcan en la escuela hasta los 16 años [la edad obligatoria], porque hay un alto grado de absentismo cuando llegan a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO)', explica Carrasco.

Este es un handicap que afecta sobre todo a las chicas en los primeros años de la ESO. En primer curso, el porcentaje de escolarizadas es del 39,3% frente al 60,7% de los chicos. El problema del abandono afecta, no obstante, a ambos géneros: un 80% del alumnado gitano que comienza la ESO abandona antes de finalizar la etapa, según el informe Sombra, presentado por la organización ante Naciones Unidas.

El número de gitanos universitarios sigue siendo también escaso. De hecho, sólo el 1% de los alumnos que acceden a la universidad es de esta etnia. A pesar de que en los primeros años de la ESO el absentismo es mayor entre las mujeres, su presencia en las facultades refleja los avances que han conseguido en las tres últimas décadas: ocho de cada diez universitarios gitanos son mujeres.

La mujer es todavía el principal pilar sobre el que se asienta la familia gitana, que continua siendo numerosa. La media de hijos en esta comunidad es de 3,28, lo que supone 1,86 hijos más que la media de la población española, tal y como afirma el informe.

Asimismo, más del 45% de los gitanos son menores de edad, por lo que representan un amplio grupo de población en edad laboral y también de fecundidad. Esto hace que sigan muy ligadas a las labores de la casa, aunque muchas jóvenes de las nuevas generaciones están teniendo la misma tasa de hijos que el resto de familias españolas.

Cerreduela insiste en que la mentalidad está cambiando y en que se están adaptando los valores de la cultura gitana, pero recuerda que la libertad de elección de las mujeres sigue siendo uno de los grandes retos.