Público
Público

Otros 977 inmigrantes norteafricanos llegan a Italia en las últimas horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Otros 977 inmigrantes procedentes del norte de África, en su mayoría de Túnez, han llegado en las últimas horas a la isla italiana de Lampedusa, donde en los últimos días han desembarcado ya más de 4.000 indocumentados, informaron hoy fuentes de la Guardia Costera.

Después de que el Gobierno italiano decretara ayer el "estado de emergencia humanitario" por el éxodo masivo que se está produciendo en Túnez tras las revueltas populares, los desembarcos continuaron con la llegada de doce barcazas desde la pasada medianoche.

El comandante de Capitanía de Puerto de la pequeña isla italiana, Antonio Morana, informó además de que se han avistado dos barcazas más en dirección a Lampedusa que podrían llegar en las próximas horas a tierra con más inmigrantes.

Una de las precarias embarcaciones que fue interceptada anoche en el mar por las autoridades italianas cuando viajaba a Lampedusa acabó hundiéndose justo después de que agentes de la Guardia Costera consiguieran rescatar a sus 107 ocupantes, entre ellos tres mujeres.

Según la Policía local, en la pequeña isla mediterránea hay en este momento 2.134 indocumentados: unos 700 se agolpan en el muelle Favaloro, próximo al aeropuerto de Lampedusa, y el resto aguardan en un campo de fútbol a que puedan ser llevados a los centros de primera acogida de otras localidades italianas.

Casi simultáneamente a la llegada de las barcazas, las autoridades italianas intentan trasladar por barco o avión a los indocumentados que ya estaban en la isla a centros de acogida de otros puntos de Italia, dado que el de Lampedusa, con capacidad para al menos 800 personas, permanece aún cerrado.

"Apreciamos que los inmigrantes hayan sido acogidos en territorio italiano y esperamos que siga siendo así, pero, a la vez, sorprende que, en tal situación de emergencia, un centro preparado para acoger miles de inmigrantes como el de Lampedusa no esté disponible", dice Laurens Jolles, representante regional de ACNUR.

"Hace falta recibirlos, asistirlos, acogerlos. Si el mejor modo de hacerlo es declarando el estado de emergencia, bienvenido sea", añade el miembro del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en una entrevista que publica hoy el diario "La Repubblica".

Para abordar la situación, el delegado del Gobierno en Palermo (Sicilia), Giuseppe Caruso, nombrado este sábado comisario extraordinario para la emergencia humanitaria por el Ejecutivo, convocó para hoy una reunión en la capital siciliana con representantes de las fuerzas del orden y de la Protección Civil.

Por el momento, el éxodo masivo de inmigrantes tunecinos hacia las costas italianas se ha cobrado la vida de una persona y hay otra desaparecida, después de que una barcaza que se disponía a viajar a Europa naufragara ayer en el golfo de Gabes, en el este de Túnez.