Público
Público

Ourense homenajea en su centenario al escultor Faílde con juna exposición apta para ciegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ciudad de Ourense homenajea al "escultor de la piedra" Antón Faílde con una exposición de 40 piezas que conmemora el centenario de su nacimiento, instalada en el auditorio municipal y apta para la visita de personas ciegas, según explicó a Efe la concejala de Cultura, Isabel Pérez.

Las piezas de la exposición fueron cedidas por la familia del escultor para esta "ocasión especial, en la que el pueblo de Ourense homenajea a su escultor más querido y considerado por muchos como el mejor del siglo XX en Galicia", dijo Mani Moretón, comisario de la muestra y fotógrafo.

Moretón explicó a Efe que las 40 piezas en piedra, madera, barro, bronce y mármol, proceden de la vivienda familiar, donde se guardan entre 200 y 300 esculturas del artista, que falleció en junio de 1979 en Ourense, ciudad en la que nació en 1907.

Las esculturas se muestran repartidas en cuatro espacios expositivos separados por reproducciones, a gran tamaño, de los bocetos dibujados por el propio autor para algunas de sus obras.

Según Moretón, los dibujos de Faílde "tienen tanta calidad plástica como sus esculturas", y se muestran por primera vez en esta exposición-homenaje.

Por su parte, el también escultor Arturo Baltar, explicó a Efe que el homenajeado, al que reconoce como su maestro, dejó una gran huella "tanto por su calidad artística como humana".

En ese sentido, señaló que la entrega de Faílde a la escultura de la piedra "tuvo su origen en su infancia en una aldea de Toén, ya que para él fue un paraíso en el que cada día oía los golpes contra la piedra de las canteras de la zona, y siempre recordó el eco de ese sonido como compañero en su paraíso personal", agregó.

Tras la infancia, según Baltar, el escultor homenajeado gozó mucho de la vida y también sufrió algunos golpes duros, como la muerte de un hijo, "pero era un narrador ameno y su arte y su humanidad eran únicas".

Según Baltar, Faílde vivió para el trabajo y movía y cincelaba con sus brazos y manos cada piedra en su taller, de forma que a pesar de trabajar en unas condiciones poco adecuadas, "él consiguió abstraerse del entorno y esculpir y dibujar a pesar del lugar, algo imposible para otros", subrayó.

Faílde trabajó como cantero a los doce años y su obra se expuso por primera vez en Ourense en 1949, "y muy pronto fue reclamado para muestras en Vigo, Buenos Aires y Madrid, porque su obra entonces y ahora es de una altísima calidad artística y muy moderna, por lo que seguirá teniendo futuro y no sólo en Galicia", dijo.

Para su alumno más reconocido, Faílde es un escultor universal y la exposición de 40 obras que está en el auditorio hasta el día 8 de marzo "podría estar en Madrid o París".

La exposición de Ourense, homenaje de la ciudad al escultor en el primer centenario de su nacimiento, incluye según su comisario, 15 piezas femeninas en barro, ocho en mármol, siete en piedra, cuatro en bronce y dos en madera, repartidas en espacios diferenciados.

Entre los visitantes, las personas ciegas podrán disfrutar también de la exposición, ya que podrán tocar cada pieza y leer los textos que las acompañan, traducidos al lenguaje braille.

Esta iniciativa es novedosa en Ourense, según explicó a Efe el delegado de la Consellería de Cultura, Xosé Carlos Sierra, ya que la última muestra accesible a personas invidentes fue hace diez años en el museo arqueológico de la ciudad.