Público
Público

Oxfam insta al G20 a apostar por las reservas de alimentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La organización internacional Oxfam ha pedido a los ministros de agricultura del G-20, que se reunirán hoy en París, que reconsideren apostar por las reservas de alimentos como un método eficaz para luchar contra la volatilidad de los precios agrícolas y las crisis alimentarias.

Según informa una nota de la entidad, el borrador del comunicado que ha preparado el G20 para esta reunión, donde se comprometen a vigilar el suministro mundial de grano para impedir la especulación en los precios, es "decepcionante" porque no va suficientemente lejos.

En este sentido, Oxfam, en un informe que ha presentado llamado "Prepararse para las vacas flacas", insta a los dirigentes mundiales, y especialmente a los países que dependen de las importaciones, a "revisar el potencial de las reservas de alimentos".

La organización recuerda en este estudio que cuando las existencias mundiales de cereales han caído entre un 15 y un 20% del consumo mundial, se han producido grandes incrementos en los precios que han coincidido con las peores crisis alimentarias de los últimos cincuenta años: 1973-74, 1995-96 y 2007-08.

Según Justin Lin, vicepresidente primero del Banco Mundial, la última crisis provocó que 150 millones de personas carecieran de alimentos suficientes y se habría evitado solo con un 2,7% más de reservas alimentarias, lo que hubiera supuesto una inversión de 1.500 millones de dólares (10 dólares por cada damnificado).

En la actualidad, las perspectivas de la Organización para la Agricultura y la Alimentación indican que la relación entre existencias y consumo de cereales podría descender al 17,1% a finales del 2011, lo que supondría una amenaza para la seguridad alimentaria de muchas regiones.

Dada la volatilidad en los precios, Oxfam propone que se creen mecanismos nacionales o internacionales que desempeñen un papel de control sobre las reservas y que permitan al sector privado participar en la gestión de las reservas públicas.

El informe pone como ejemplo los casos de Indonesia, Madagascar y Burkina Faso donde hace tiempo que hay en marcha programas de regulación de las existencias alimentarias que les han permitido hacer frente a la inestabilidad de los precios.

La organización también ha pedido a los ministros del G20 que eliminen "lo antes posible" los subsidios y mandatos sobre biocombustibles que "están incrementando la volatilidad de los precios y fracasando en la lucha contra el cambio climático".