Público
Público

Pablo Martín, feliz por poder dedicarle el título a su padre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El golfistas español Pablo Martín, que hoy revalidó el título en el Campeonato Alfred Dunhill, en Malelane (Sudáfrica), declaró que se siente muy contento sobre todo por haber podido dedicarle el triunfo a su padre, Gonzalo, que murió hace un año.

"Estoy feliz, muy contento. Sobre todo me da mucha alegría por haber podido dedicárselo a mi padre", dijo Pablo Martín en declaraciones distribuidas por María Acacia López Bachiller, jefa de prensa del circuito europeo en España.

"Esta tercera victoria me va a servir para tener un poquito más de confianza y para creer en mí mismo. También para darme cuenta de que las cosas por las que llevo años trabajando están empezando a dar sus frutos lentamente", agregó.

Martín comento que últimamente le estaba "pegando bien a la bola". "Empecé jugando muy bien; en el 1 hice 'birdie' al dejarla la bola colgando. Y en el dos, 'eagle' pegando el 'driver', un hierro 3 muy bueno y metiendo un 'putt' de tres metros. En el 7, otro 'birdie' con hierro 7 muy bueno a cuatro metros, y en el nueve, con el ocho a unos dos metros", recordó.

"Después del nueve sabía que llevaba un colchón de ventaja, aunque no iba mirando las pizarras. En el 13 jugué un poco arriesgado, no estaba decidido con el palo, tenía viento en contra y cuando me puse a la bola el viento era a favor, y pegué un hierro tres en vez de la madera cinco que fue cerrando y cerrándose más, aunque tuve suerte y salvé el par", comentó.

Pablo Martín señaló que 'el 'bogey' del hoyo 14 ha sido consecuencia de lo que le había pasado en el anterior. "Me fui completamente a la derecha; no la podía sacar por debajo y la tuve que jugar por encima de los árboles, dándole todo lo fuerte que podía", dijo.

"En el 17 quería pegar el 'driver' con 'fade' -efecto de izquierda a derecha-, pero era un palo más de la cuenta y me fui al búnker de la derecha de calle. Pegué el hierro ocho y tal vez tenía que haber sido (el palo) 'pitching' o el nueve, pegó en el talud y se me quedó tan clavada que ni se veía. Pensé: Pablo, pero ¿qué estás haciendo?". Estaba muy tenso, tuve que dropar, la bandera estaba larga a la izquierda, no pegué buen tiro, luego tiré un putt muy malo? total, un triple bogey...", dijo sobre su actuaciòn en el penúltimo hoyo.

"Iba para el 'tee' del 18 pensando "Pablito, ¿qué vas a hacer ahora? ¿lo mismo que hiciste en Portugal y cargarte el torneo? En Portugal no te concentraste y la fastidiaste. Haz el favor de concentrarte ahora y no lo estropees. ¡Por Dios, hazlo bien, que ya eres mayorcito!". En el 18 pegué un buen golpe de salida, un buen segundo tiro y dos 'putts' desde unos 12 metros, el segundo de metro y medio. Y gané", señaló.