Público
Público

Pacientes mayores reciben menos analgésicos en salas emergencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kerry Grens

Los mayores de 75 años queconsultan en un departamento de emergencias por dolor son un 20por ciento menos propensos que los pacientes de mediana edad arecibir un tratamiento analgésico, revela un estudio realizadoen Estados Unidos.

Y aun cuando el dolor es grave, las personas de entre 35 y54 años son un 12 por ciento más propensas a recibir unanalgésico que los mayores de 75 años.

"Esto no nos dice la causa de estas diferencias. Comoemergentólogo, diría que lo más probable es que coexista lapreocupación del médico y el paciente sobre los efectosadversos", indicó el autor principal, doctor TimothyPlatts-Mills, de la University of North Carolina.

Los pacientes mayores tienden a estar más medicados que losmás jóvenes, por lo que se los considera más vulnerables a losefectos secundarios de algunos fármacos, en especial de losantiinflamatorios no esteroides (AINE).

"Varios estudios llenaron de dudas la mente de los médicossobre el uso (de los analgésicos) en los adultos mayores",apuntó la doctora Ula Hwang, de la Escuela de Medicina MountSinai y que no participó del estudio. "Me preocupa que estomagnifique las diferencias que ya existen", añadió.

El equipo de Platts-Mills revisó información hospitalariade más de 88.000 consultas por dolor en salas de emergencia deEstados Unidos realizadas durante siete años. La muestra esrepresentativa de los 43 millones de consultas hospitalariasanuales durante el período de estudio.

En los mayores de 75 años, 47 de cada 100 había recibido unanalgésico o una receta para comprarlo, comparado con 67 decada 100 pacientes de entre 35 y 54 años. En los casos de dolorgrave, lo mismo ocurrió con 65 de cada 100 adultos mayores y 77de cada 100 pacientes de mediana edad.

Aunque los analgésicos pueden interferir con algunasenfermedades o tratamientos, Platts-Mills dijo que existenformas de tratar de manera segura el dolor con dosis más bajasy evitando ciertos fármacos.

Es posible, según señaló Hwang, que los médicos de losdepartamentos de emergencia sean por algún motivo menospropensos a tratar el dolor en pacientes mayores. Y, también,que los pacientes rechacen utilizar medicamentos que disminuyansu funcionalidad o aumenten el riesgo de sufrir caídas.

En el estudio, los participantes mayores de 75 añosrealizaron 7.585 consultas de emergencia por dolor, lo querepresenta unos 3,65 millones de consultas anuales reales enEstados Unidos. Dos tercios calificaron el dolor como"moderado" o "grave".

Platts-Mills sigue investigando para comprender por qué losadultos mayores no reciben tratamiento analgésico con la mismafrecuencia que los más jóvenes.

FUENTE: Annals of Emergency Medicine, online 26 de octubredel 2011