Público
Público

Pacientes negros, menos propensos a superar enfermedad cardíaca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Zach Gottlieb

Un nuevo estudio sumaevidencias de que los pacientes negros con enfermedad cardíacason menos propensos a sobrevivir que los blancos, aunque seanjóvenes.

Las diferencias étnicas en la supervivencia a la enfermedadcardíaca, que según American Heart afecta a 13 millones deestadounidenses y es la principal causa de muerte en EstadosUnidos, están documentadas.

Pero el nuevo estudio, publicado en American Heart Journal,demostró que los afroamericanos eran unos dos años más jóvenesque los pacientes blancos, aunque conservaban una tasa más bajade supervivencia a 15 años.

Las mujeres afroamericanas tenían la tasa más baja desupervivencia (del 41 por ciento), mientras que los hombresblancos tenían la tasa más alta (del 46 por ciento).

"Es una paradoja extraña ver pacientes negros con laenfermedad a edades más tempranas", dijo a Reuters Health eldoctor Kevin Thomas, del Centro Médico de la Duke University.

Thomas señaló que el nuevo estudio supera a los anteriorespor la extensión del seguimiento, que duró 15 años. Además,sólo se concentró en los datos de más de 22.000 personas conenfermedad cardíaca grave diagnosticada.

Ali Sonel, que no participó del estudio, explicó a ReutersHealth que la diferencia en la supervivencia se debe en parte adiferencias clave en salud entre los pacientes negros yblancos. Los afroamericanos eran más propensos a ser obesos y atener hipertensión, diabetes y problemas circulatorios, que sonfactores de riesgo de enfermedad cardíaca.

"Hubiera esperado ver que los pacientes negrosevolucionaran peor según sus condiciones al inicio delestudio", dijo Sonel, de University of Pittsburgh.

El equipo de Thomas consideró varias diferencias entre losgrupos de pacientes, incluidas la edad, el ingreso familiar,las enfermedades preexistentes y el tratamiento inicial. Aunasí, los pacientes negros mantenían una baja tasa desupervivencia.

Esto, explicó Nakela Cook, del Instituto Nacional delCorazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos, dificultadeterminar los factores personales que aumentan lasdiferencias. "No creo que exista una causa única", dijo Cook,que no participó del estudio.

Thomas explicó que otros factores potenciales que el equipono consideró en el estudio son las diferencias genéticas y elestilo de vida, que incluye la alimentacin y el ejercicio.

Manejar la dieta y la actividad física, sugirió, ayudaría ala población a aumentar sus posibilidades de supervivencia yhasta evitar la aparición de las enfermedades. "No se puedecontrolar el sexo y la edad, pero uno puede elegir cuánto comery si hacer o no ejercicio", indicó Thomas.

FUENTE: American Heart Journal, octubre del 2010