Diario Público
Diario Público

Los pacientes quieren leer y compartir sus registros clínicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kerry Grens

Dos estudios revelan quelos pacientes quieren acceder fácilmente a la información queanotan sus médicos y concederles a terceros la autoridad deleerla.

Los defensores del libre acceso a la historia clínicasostienen que ambos, además de ser derechos de los pacientes,mejorarán la calidad de la atención.

"Existe una gran cantidad de pruebas de que la participaciónactiva de los pacientes en la atención mejorará el servicio",dijo la doctora Kenneth Shine, vicecanciller ejecutiva deAsuntos de la Salud del sistema de University of Texas y autorade un editorial sobre ambos estudios publicados en Annals ofInternal Medicine.

A los pacientes les cuesta acceder a la historia clínica, enespecial a las notas que registran los médicos durante lasconsultas, según comentó el autor principal, doctor TomDelbanco, del hospital Beth Israel Deaconess Medical Center y dela Facultad de Medicina de Harvard.

"Los médicos piensan que son dueños de las notas", dijoDelbanco a Reuters Health.

Cada vez más, los sistemas de salud les facilitan a lospacientes el acceso a las listas de recetas, resultados delaboratorio y, a veces, a las notas clínicas. Delbanco loatribuyó a que "el mundo es cada vez más transparente () y quelas computadoras lo permiten".

Con su equipo puso en práctica el sistema OpenNotes, que lesproporciona a los pacientes un sitio de Internet para visualizarlos comentarios del médico sobre la consulta.

El equipo realizó una encuesta a más de 37.000 pacientes ymás de 170 médicos de atención primaria sobre las expectativascon OpenNotes. Médicos y pacientes pertenecían al Centro MédicoBeth Israel Deaconess (Boston), al Sistema de Salud de Geisinger(Pensilvania) y el Centro Médico de Harborview (Seattle). Losdos primeros ya ofrecían un sistema de acceso online a lainformación clínica solamente.

Sesenta y tres médicos que respondieron la encuesta senegaron a participar de OpenNotes. Cuatro de cada cincoargumentó que les llevaría más tiempo responder las preguntas delos pacientes y la mayoría opinó que un par de ojos más lescensuraría las notas sobre salud mental y consumo de drogas.

Los médicos que optaron por participar del programa tuvieronpuntos de vista más optimistas: la mayoría consideró que lospacientes se sentirían más satisfechos con la atención y ungrupo amplio opinó que la atención sería más segura.

Los pacientes estaban muy entusiasmados con OpenNotes, segúnseñaló Jan Walker, autora del estudio del centro médico BethIsrael Deaconess y de la Facultad de Medicina de Harvard. "Elinterés fue muy alto, sin importar la demografía de losparticipantes."

EVITAR LOS ERRORES

Dave deBronkart, escritor y portavoz responsable del sitioonline e-Patient Dave, aseguró que los pacientes pueden vigilarque todo funcione bien. "Para mí es tan obvio que podemos dejara los pacientes compartir la carga de evitar los errores", dijo.

En algunos casos, es necesario retener información de lospacientes durante un período, según opinó Shine, que noparticipó del estudio.

En el estudio de Walker, el 35 por ciento de los pacientesse preocupó por la privacidad, pero el 22 por ciento queríaconocer las anotaciones de los médicos con un familiar, unmédico u otro profesional de la salud.

El segundo estudio publicado en la misma revista analizó losdeseos de los pacientes de compartir su información médica eidentificó un interés aún mayor.

Los autores entrevistaron a más de 18.000 usuarios delsistema online My HealtheVet, de Asuntos de Veteranos, para quelos pacientes accedan a información médica. Les preguntaron conquiénes compartirían la información y qué tipo de datoscompartirían.

Uno de cada cinco usuarios dijo que designaría a un terceropara acceder a sus registros clínicos; principalmente, la esposao el esposo.

"Nuestros estudios sugieren que los sistemas de saluddeberían desarrollar estos sistemas de registro para que lospacientes compartan la información con sus médicos y otrosprofesionales de la salud", dijo la autora principal, doctoraDonna Zulman, del Sistema de Salud de Asuntos del Veterano dePalo Alto.

Consideró que el acceso compartido podría ayudar a losfamiliares, en especial los que viven lejos y no puedenconcurrir a las consultas, a participar de la atención. Además,opinó que ese acceso agilizaría el manejo complejo de pacientescon varias enfermedades crónicas.

El acceso electrónico a My HealtheVet y OpenNotes no estabadisponible al momento de las encuestas. OpenNotes comenzó afuncionar en el 2010 y los investigadores analizaron durante unaño el efecto en la relación médico-paciente, en la organizacióndel tiempo de los médicos y en la adherencia a los tratamientos.

Todavía no se publicaron los resultados, pero Delbancoadelantó que los médicos que optaron por participar en OpenNotesquisieron seguir utilizándolo.

(FUENTE: Annals of Internal Medicine, 19 de diciembre del2011.)