Público
Público

Algunas pacientes en tratamiento de FIV no siguen las indicaciones médicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Andrew M. Seaman

Los médicos recomiendanque las mujeres bajo tratamiento de fertilidad reduzcan ciertasactividades para aumentar la probabilidad de quedar embarazadas,pero un nuevo estudio sugiere que ellas no siempre escuchan alos profesionales.

Aunque esas indicaciones surgen de unos pocos estudios enhumanos, los médicos les piden a sus pacientes reducir o dejarde hacer ejercicio, fumar, beber alcohol o tomar suplementosherbáceos durante los ciclos de fertilización in vitro (FIV).

"Quisimos conocer qué hacen las mujeres. ¿Cumplen lasrecomendaciones? Y la respuesta es no", dijo Alice Domar, autoraprincipal del estudio y directora ejecutiva del Centro Domarpara la Salud Mental y Corporal, de la Clínica de FIV de Boston,en Waltham, Massachusetts.

El equipo de Domar entrevistó a mujeres que estabanatravesando un ciclo de FIV en la clínica entre junio del 2009 ymarzo del 2010.

Durante el tratamiento, las 118 mujeres solían tener hábitossaludables, a diferencia de los cinco años previos. Aun así,ciertas características del estilo de vida sorprendieron aDomar.

Todos los días, durante los 28 días del ciclo de FIV, lasmujeres respondieron un cuestionario. Dejaron de hacerlo alfinalizar el ciclo.

Por lo menos nueve de cada 10 de las 111 mujeres querespondieron a diario seguían haciendo ejercicio una vez porsemana aunque el médico les había indicado no hacerlo.

"Si no cumplen las indicaciones, suelen sentir muchasmolestias si salen a trotar", explicó la doctora Lynn Westphal,de la Facultad de Medicina de Stanford, quien no participó delestudio.

La mitad de las mujeres siguió bebiendo alcohol durante elciclo y tres de cada cuatro no suspendieron las bebidas concafeína.

A Domar le sorprendió especialmente que una de cada 10utilizara un suplemento herbáceo a pesar de que se les pidieraque no lo hicieran.

Según Westphal, la mayoría de las clínicas les sugieren alas pacientes que no los utilicen. "El problema es que nosiempre sabemos qué contienen esos preparados herbáceos",indicó.

Los resultados de la encuesta pertenecen a un grupo reducidode pacientes de una sola clínica y los autores no pudieronasociar la posibilidad de quedar embarazadas con el cumplimientoo no de las recomendaciones.

Aun así, Domar consideró que los resultados sonsorprendentes porque los tratamientos son costosos y las mujeresquieren quedar embarazadas.

La autora comentó que los tratamientos cuestan entre 12.000y 18.000 dólares, pero los seguros de salud de Massachusetts loscubren.

"La población que utiliza la FIV suele poner muchasesperanzas en el tratamiento y está muy motivada. Tendería apensar que cumpliría las indicaciones", indicó Westphal.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 5 de enero del 2012