Público
Público

Paco Ibáñez denuncia que "los yanquis nos están comiendo toda la sustancia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantautor Paco Ibáñez, que el próximo día 25 ofrecerá en Sevilla el concierto de presentación de su último disco, "Paco Ibáñez canta a los poetas andaluces", ha denunciado hoy que "nos están comiendo toda la sustancia", en alusión a "los yanquis", como él denomina a los estadounidenses.

"¿Cuándo pararemos a los yanquis? No lo sé; pero yo los paro todos los días, cuando me dicen 'okey', yo contesto que qué quieren decir con eso", señaló el cantautor en conferencia de prensa, para añadir que "si seguimos así, un día no nos vamos a acordar del nombre ni del apellido de tu padre ni de tu madre".

A la colonización cultural achacó también Ibáñez que hoy el público no valore a Brassens, al que calificó como el mayor trovador de todos los tiempos, "mientras que el referente son los americanos o la madre que los parió, que estamos completamente colonizados".

Ibáñez desconfió de que la gente que iba a sus conciertos hace cuarenta años sea la misma que irá a escucharle al concierto del día 25, porque, explicó con humor, "los de la quinta aquella ya están en casa con las zapatillas y viendo el puto fútbol; ya han perdido la esperanza", y aseguró que "los jóvenes que tienen curiosidad vienen a los conciertos".

El nuevo disco doble de Ibáñez reúne 24 canciones, algunas de antes y otras de ahora o reversionadas, en las que canta a Góngora, Lorca, Antonio Machado, Cernuda, Alberti y Fanny Rubio, mientras que Miguel Hernández, explicó, figura "como poeta invitado".

Algunos de estos poemas cantados los grabó hace años "para que la gente los oyera" y ahora los ha vuelto a interpretar "para que los escuchen", según el matiz del artista, quien añadió que ahora ha tenido más en cuenta "el tempo que pide la canción, los silencios, no precipitarse, cantarlas con más sosiego; está más logrado ahora, y algunas, como 'El jinete' de Lorca es como si fueran nuevas".

"Como Menéndez Pidal; se trata de romances viejos en odres nuevos", explicó Ibáñez, quien dijo haber cantado en este disco casi a todos los poetas andaluces -"sólo faltan dos o tres", señaló-, mientras que calificó a Cernuda como "uno de los más grandes" y aseguró que Lorca equivale a "la euforia poética" mientras que Antonio Machado le invita a la reflexión.

En la selección de los poemas para cantarlos, Ibáñez aseguró que interviene sólo su intuición, nada que tenga que ver con academicismos ni con moldes, sino que, confesó: "Enseguida noto si un poema es canción o no", lo que no quita para que algunos, a la hora de ponerle música se le atasca, como el romance de "Abenamar, Abenamar..." o "El prisionero" de Cernuda, en los que tardó años.

Ibáñez explicó su método de trabajo para componer: "A mi ritmo, lento, muy lento... No hay que precipitarse, si no sale, hala, a dormir; es como si tuviéramos unos chinitos dentro de nosotros que hacen el trabajo, y un día te levantas y está ahí la canción".

El poeta que se le ha resistido siempre es Borges, "la madre que lo parió, yo no le he hecho nada a ese hombre", bromeó, para seguir bromeando al asegurar que quizás el argentino se le resiste porque él no habla inglés.

De Fanny Rubio señaló que está porque fue ella la que le mandó un poema sobre el Rey Almutamid, monarca del que dijo que era partidario "del saber, del conocimiento y de la luz y por eso se lo cargaron los almorávides, unos fanáticos al estilo del drácula episcopal Rouco Varela".