Público
Público

El pacto por el clima debe tener efecto inmediato, pide Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el martes que la cumbre del clima del próximo mes en Copenhague debería alcanzar un acuerdo con "efectos operativos inmediatos", incluso aunque no se logra su objetivo original de un tratado legalmente vinculante.

Sus declaraciones llegaron tras un encuentro con el presidente chino, Hu Jintao, en el que dijo que los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo han acordado adoptar medidas "significativas" para mitigar su producción de dióxido de carbono.

"Nuestro objetivo (en Copenhague) (...) no es un acuerdo parcial o una declaración política, sino un acuerdo que cubra todos los aspectos de las negociaciones y uno que tenga efecto operativo inmediato", afirmó.

Dinamarca, anfitrión de la reunión que tendrá lugar del 7 al 18 de diciembre, dio la bienvenida a estas declaraciones y dijo que espera que Estados Unidos y todos los países desarrollados prometan realizar firmes recortes en las emisiones y más dinero para ayudar a los países pobres a luchar contra el calentamiento mundial, aunque no se acuerde ningún tratado.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, logró el domingo el apoyo de Obama y otros dirigentes en una cumbre de la región Asia-Pacífico para su plan rebajado de un acuerdo políticamente vinculante, mientras que el texto legalmente vinculante se retrasaría a 2010.

"El presidente estadounidense apoyó nuestro enfoque, lo que implica que todos los países desarrollados necesitarán llevar objetivos de fuertes recortes a la mesa de negociación en Copenhague", dijo a unos 40 ministros de Medio Ambiente reunidos en la capital danesa.

La canciller alemana, Angela Merkel, también se mostró deseosa de que se aproveche el impulso a favor de un acuerdo.

"Dejaremos muy claro que seguimos apoyando objetivos ambiciosos para Copenhague", dijo a la prensa antes de una reunión de su gobierno.

"Debemos hacer lo que haga falta para asegurar que nos movamos rápidamente para lograr un acuerdo vinculante. Incluso si no se logra en Copenhague, no puede retrasarse para siempre".

APOYO VITAL

Estados Unidos y China suponen el 40 por ciento de las emisiones mundiales, así que su apoyo es vital para cualquier acuerdo, pero Washington se ha mostrado reticente a prometer recortes importantes para 2020 ya que una ley sobre este asunto está paralizada en el Senado estadounidense.

Obama dijo que los dos países se han comprometido a cooperar en áreas como las energías renovables, un carbón más limpio y vehículos eléctricos.

Hu dijo que ambos se comprometieron a trabajar más de cerca en el calentamiento mundial y pidió un "resultado positivo" de la cumbre de Copenhague. Hasta ahora se ha negado a un acuerdo político rebajado, que Pekín dice que está "estudiando".

La ley que está debatiéndose en el Senado de EEUU incluye un recorte de las emisiones estadounidenses para 2020 de un siete por ciento sobre los niveles de 1990. Los países en vías de desarrollo, liderados por China e India, quieren que los países desarrollados las recorten en al menos un 40 por ciento de media para esa fecha.