Publicado: 26.06.2014 07:00 |Actualizado: 26.06.2014 07:00

Pacto de no agresión entre Alemania y EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mundo del fútbol mirará mañana con lupa en encuentro que medirá a Alemania y Estados Unidos (18.00 horas, GOl T) en Recife. Un empate entre ambas selecciones, sin importar si el partido fue soso o intenso, bastará para detonar las sospechas sobre la comunión de intereses entre ambos equipos por una plaza en los octavos de final. Lo cierto es que tanto a los alemanes como a los estadounidenses les sirve con sumar un punto para alcanzar matemáticamente la siguiente ronda y dejar fuera a la Portugal de Cristiano Ronaldo, una de las que comenzó el torneo entre las favoritas para alcanzar la ronda eliminatoria.

Jürgen Klinsmann, seleccionador de Estados Unidos, se encontrará hoy en Recife con sus compatriotas. A varios de ellos ya los dirigió en su etapa en el banquillo del Mannschaft entre el 2004 y el 2006, y hoy se enfrentará a ellos desde el banco estadounidense. La amistad de Klinsmann con el seleccionador germano, Joachim Löw, que fue su ayudante en el Mundial 2006 en el banquillo de Alemania, echa más leña a las conjeturas que arden en la prensa. "Soy muy amigo con Jogi (Löw), pero él hace su trabajo y yo el mío", explicó Klinsmann. "No es el momento para hacer llamadas amistosas, ahora es un asunto de negocios". En la misma línea se ha expresado Löw de su mentor: "Jürgen y yo hemos tenido una muy buena y cercana relación por mucho tiempo. Siempre hemos intercambiado ideas, aunque eso seguro cambiará antes de enfrentarnos en la Copa del Mundo".

Nacido y criado en Alemania, pero de padre estadounidense, el mediocentro Jermaine Jones también debe encarar el dilema de encarar mañana a la selección de su país con la camiseta de Estados Unidos. "Crecí en Alemania, mi madre es alemana, pero intentaré ganar y llevar a Estados Unidos a la siguiente fase", ha dicho el jugador de 32 años, autor en el empate ante Portugal de uno de los mejores goles del Mundial y del 2.300 en la historia del torneo. A Klinsmann le han recordado que el 25 de junio de hace 32 años, en el Mundial de España'82, Alemania y Austria protagonizaron "el partido de al vergüenza", llamado así por el descarado amaño de un resultado para clasificar ambas selecciones europeas y dejar en la cuneta a Argelia, una de las sorpresas de ese torneo. "Eso ocurrió hace décadas y es parte de la historia de Alemania y no de Estados Unidos", respondió el seleccionador estadounidense.

En un esfuerzo por despejar dudas, Klinsmann recordó el triunfo el pasado mes de noviembre en el último minuto en Panamá, que no tenía consecuencias para su paso al Mundial, pues lo habían asegurado con jornadas de anticipación. Ese resultado terminó dando a México el derecho a jugar la repesca que los ha puesto en Brasil. El entorno del técnico cree que el choque que tendrá lugar en el Arena Pernambuco será la oportunidad ideal para que Klinsmann ponga fin con un triunfo a la idea, ya establecida en su país, que lo define como un entrenador genial de la parte física pero carente en lo táctico.

En el capítulo de bajas, Jozy Altidore volverá a quedar descartado al no recuperarse de una distensión en la parte posterior del muslo izquierdo surgida en el encuentro con Ghana correspondiente a la primera jornada.

En las filas alemanas, las dudas de Löw residen en la mitad de la cancha. Ni Philipp Lahm ni Sami Khedira están rindiendo como se esperaba, y el creativo Toni Kroos aparece como un comodín que mañana podría comenzar jugando unos metros más retrasado. Bastian Schwensteiger, que de preferido de Löw ha pasado al banco, ahora podría volver para ocupar un sector que Estados Unidos suele poblar para tratar de llevar la iniciativa desde la posesión.

Estados Unidos: Tim Howard; Matt Besler, DaMarcus Beasley, Geoff Cameron, Fabian Johnson; Michael Bradley, Alejandro Bedoya, Jermaine Jones; Kyle Beckerman, Graham Zusi y Clint Dempsey. Seleccionador: Jürgen Klinsmann.

Alemania: Manuel Neuer; Benedikt Höwedes, Mats Hummels, Per Mertesacker, Jerome Boateng; Sami Khedira o Bastian Schwensteiger; Philipp Lahm, Toni Kroos; Mesut Özil; Thomas Müller y Mario Götze o Miroslav Klosse. Seleccionador: Joachim Löw.

Árbitro: Ravshan Irmatov, de Uzbekistán

Estadio: Arena Pernambuco, de Recife, con capacidad para 42593 espectadores.



http://www.quoners.es/debate/que-seleccion-crees-que-ganara-la-final