Público
Público

El Pacto de Toledo quiere aflorar el trabajo familiar

Pide mejoras para las mujeres que colaboran pero no cotizan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las conclusiones de la Comisión del Pacto de Toledo sobre el sistema de pensiones incluyen varios puntos significativos con los que quiere contribuir a avanzar en la igualdad de mujeres y hombres en el empleo y en el sistema de protección. Una de las aportaciones más significativas es su propuesta para acabar con situaciones como la de la ayuda familiar, es decir, con los casos en los que la esposa contribuye al negocio familiar de su marido sin cotizar a la Seguridad Social (una figura hasta ahora permitida) y, por tanto, sin generar pensión. Para ello, propone dos cosas.

Por una parte, que en los casos donde haya ruptura familiar, la mujer colaboradora pueda ver reconocida en su carrera de cotización esos periodos de tiempo que le permitan así generar derechos propios y evitar que estas mujeres queden desprotegidas en el caso de separaciones tardías.

Esta modificación tendría un elevado impacto en el colectivo de autónomos, donde se da esta figura, especialmente en sectores como la hostelería, el comercio o la agricultura. Según la última Encuesta de Población Activa unas 220.000 personas están dentro de esta ayuda familiar. Las principales asociaciones de autómonos ven con buenos ojos esta medida y también la Seguridad Social, que contaría con más cotizantes y, por tanto, con más contribuciones.

Por otro lado, la Comisión sugiere implantar modalidades específicas de contratación, como la jornada parcial, para las personas que colaboren en negocios familiares y que no generen derechos de pensión adecuados.

También defiende que el sistema de pensiones incluya mecanismos para que los periodos dedicados a la atención y cuidado de hijos o de personas dependientes sean tenidos en cuenta en las carreras de cotización. Además, según el documento final deberían existir incentivos que permitan generar pensiones a los cónyuges 'no presentes en el mercado laboral'. Es decir, que si una persona cotiza y su cónyuge no lo hace, esta persona tenga ventajas a la hora de contar con algún plan complementario que cubra su protección social.

El Pacto de Toledo se ha adaptado a las nuevas características de la sociedad, ya que por primera vez incluye un apartado sobre inmigración en el que, entre otros aspectos, exige la supervisión sobre los convenios internacionales en materia de Seguridad Social que España mantiene con varios países.

En otras de sus conclusiones, los miembros proponen más control y seguimiento parlamentario de la Seguridad Social 'dada la magnitud de sus recursos y su trascendencia social'.

La pensión media de jubilación fue en diciembre de 892,38 euros al mes, lo que supone un 3,6% más respecto al mismo mes del año pasado, según los datos del Ministerio de Trabajo. El gasto en pensiones contributivas de la Seguridad Social en diciembre fue de 6.867,94 millones de euros, un 5% más que en el mismo mes de 2009. El Gobierno aprobará la revalorización de las pensiones mínimas el próximo día 30.