Público
Público

El padre de Britney Spears asegura que su hija le rogó que la sacara del hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jamie Spears asegura que su hija, la cantante Britney Spears, le rogó que le sacara de la planta de psiquiatría del hospital de Los Ángeles en el que se encuentra ingresada desde la semana pasada y le acusó de ser el culpable de su ingreso.

En una declaración que acompaña su solicitud para continuar como tutor de su hija durante su estancia en el hospital difundida hoy por la revista "People", Jamie Spears hace un relato descorazonador de la visita realizada a su hija el pasado domingo.

Britney Spears fue ingresada la semana pasada por orden de su psiquiatra al considerar que su estado psíquico representaba un peligro para ella misma y los de su alrededor.

"Venga papá, salgamos de aquí. Cógeme de la mano y vayámonos juntos", dijo la cantante a su padre, según el relato judicial de Jamie Spears.

Sin embargo, su padre le contestó: "Ojalá pudiera, pero no va a ser posible".

El padre de la artista explica que su hija le llamó en varias ocasiones el pasado domingo mientras trabajaba en un catering en la final del fútbol americano, la "Super Bowl", que se celebró en Arizona, para que viniera a verla.

Tras terminar con su trabajo y volar a Los Ángeles, Jamie Spears se encontró a su hija en la cama a la que intentó besar y la dijo que la quería, pero la artista giró la cabeza.

"No, no me quieres. El médico me ha dicho que eres tu el que me obliga a estar aquí", le espetó Britney Spears, algo que su padre le negó mientras su hija contestaba que de ser así "alguien está mintiendo. Tu me has puesto aquí".

Posteriormente, una enfermera le indicó que su padre no le estaba reteniendo sino el hospital, momento en el cual Britney Spears le pidió a su padre que la cogiera de la mano y abandonaran el hospital.

Después, la cantante se sulfuró al ver que se le negaba su deseo de abandonar el hospital, momento en que su padre le habló de sus hijos Jayden James y Sean Preston, ahora bajo la custodia de su padre Kevin Federline.

"¿Me quieres ayudar a lograr la custodia de los niños?", preguntó a su hija Jamie Spears, a lo que la cantante le respondió que no, que tenía abogados para ayudarle en esa tarea.

Su padre, entonces, le reconoció que había despedido a su equipo anterior de abogados y que ahora tenía contratados a otros nuevos.