Publicado: 26.03.2014 07:00 |Actualizado: 26.03.2014 07:00

El padre de Gabriel: "Si no hubiera policías durante las protestas, no habría disturbios"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gabriel Ruiz, padre del joven que perdió un testículo por el impacto de una pelota de goma durante los disturbios del 22-M, tiene claro que lo que le ha ocurrido a su hijo es resultado de una "intervención de los antidisturbios incontrolada y provocadora" durante una manifestación "tranquila, hasta que las provocaciones la hicieron reventar", indica en un comunicado de prensa en el que asegura que "ante este comportamiento" de las fuerzas de seguridad va emprender una carrera a pie desde Villalar de los Comuneros (Valladolid) hasta el Palacio de la Zarzuela.

Según ha detallado a Público este médico y abogado, su intención es comenzar a correr el próximo 17 de abril, en etapas de unos 50 kilómetros, los cerca de 200 km hasta llegar a Zarzuela, algo que ha fijado para el día 21, y entregarle al rey Juan Carlos "un manifiesto personal por la vida y la libertad, la manifestación libre y el respeto a las personas", basado en el "espíritu comunero".

Aunque Ruiz es abogado en ejercicio, asegura que prefiere este método a la vía judicial, que en su opinión "da pena. La Justicia está manipulada y hay muchos inocentes en la cárcel y muchos culpables en la calle. Todo depende de quién sea el acusado y quién sea el defensor, no precisamente por lo bueno o malo que sea en su trabajo", critica.

Antes de llegar a la casa del rey, Ruiz le enviará al monarca un escrito pidiéndole audiencia para "explicarle por qué suceden estas cosas, esta violencia". Su intención es que el Gobierno cambie su actitud para que "no haya violencia contra la gente que se manifiesta pacíficamente". Según su apreciación, "hay gente que pierde el control cuando se recortan sus libertades, más aún cuando tiene delante a gente armada, lo cual es una provocación inconsciente", dice refiriéndose a la Policía. "Hay infiltrados que promueven los enfrentamientos, y cuando salta la chispa, comienza a arder todo y no hay manera de controlarlo. Si no hubiera policía en una manifestación o sólo estuvieran grabando lo que ocurre, no habría violencia. Alguno intentaría hacer o romper algo, pero yo creo que por eso no pasa nada. Estaría grabado y lo acabaría pagando", razona el doctor.

"Un cristal roto se puede arreglar, pero a mi hijo no se le puede devolver el testículo" Para él, casos como el de su hijo no se pueden justificar en una actuación policial contra el vandalismo porque "un cristal roto se puede arreglar, pero si a alguien le revientas un testículo o un ojo, no se le puede devolver", añade. "Gabriel [su hijo] ha tenido mucha suerte, porque una contusión de estas características puede provocar la muerte, igual que si la pelota golpea en la sien", subraya.

Lo que pretende con su carrera hasta Zarzuela es conseguir un "cambio de conciencia" a la hora de reprimir una protesta. "Ante la represión se tiende,  como un animal acorralado, a defenderse, y eso acaba en batalla campal. Es el instinto de supervivencia, por eso la Policía no puede ir a una manifestación con armas de fuego, porque genera más violencia", advierte.

El abogado y médico ahora respira más tranquilo, ya que Gabriel, de 23 años, se recupera con normalidad de la lesión, aunque permanece ingresado aún en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.