Publicado: 11.02.2014 13:49 |Actualizado: 11.02.2014 13:49

Padres, alumnos y profesores de Catalunya exigen a la Generalitat "insumisión" a la ley Wert

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Marco Unitario de Educación Pública (Muce), que representa a sindicatos, federaciones de padres, de maestros y de estudiantes, ha reclamado este martes al Govern y al Parlament que pongan por escrito su "insumisión" a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), y lideren un boicot a la normativa estatal que tachan de inadecuada.

Lo ha reivindicado el presidente de la Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica y uno de los portavoces de la Muce, Jaume Aguilar, en rueda de prensa, en que ha reclamado la inaplicación del texto estatal a partir del próximo curso.

"Tenemos que ser valientes, esta ley la tumbaremos" Desde la Fapaes, su presidente, Pere Farriol, ha reclamado el "compromiso, puesta en escena y apoyo institucional" de Generalitat y cámara catalana para liderar este proceso de boicot a la norma, impulsada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert. A su juicio, debe ser un "rechazo global" de la normativa, en que critican que se dan aspectos segregadores en escuelas que separan por sexo, un adoctrinamiento en las aulas con la asignatura de religión y una relegación de los estudios de Formación Profesional (FP), entre otros aspectos. "Tenemos que ser valientes, esta ley la tumbaremos", ha señalado Farriol, aunque, para ello, ha reclamado la complicidad de la administración y también de los maestros y las familias de los menores.

La representante de Ustec-Stes Ana Elvira Sánchez ha reivindicado a la administración "que lleguen a los centros regulaciones necesarias para que la inaplicación de la Lomce se pueda hacer efectiva", y que no sea responsabilidad de los centros y de los profesores el citado boicot, ha añadido. "Queremos instrucciones claras de que los maestros tenemos todo el apoyo para no aplicar esta norma y sus reválidas", ha insistido, y ha remarcado la necesidad de que la cámara catalana se pronuncie sobre aspectos que no son de aplicación en el territorio catalán, como por ejemplo el desmantelamiento de la inmersión lingüística.

Los representantes han subrayado que es posible boicotear la Lomce en una "acción coordinada de todos los estamentos sociales", en que se pueden tomar decisiones a distintos niveles para compensar medidas.

La Muce ha convocado una semana de lucha entre el 22 y el 29 de marzo en toda la comunidad educativa, en que proponen la celebración en escuelas e institutos de asambleas, trabajos con los alumnos y espacios de reflexión sobre la futura ley, lo que culminará en una manifestación el día 29 del citado mes.

El representante de la Fapac en Barcelona, Hèctor Silveira, ha alzado la voz contra el cierre de nuevas líneas de P3 (primer curso de Educación Infantil —alumnos de 3 años—) a partir del próximo curso que, paulatinamente, acabarán con el cierre de escuelas públicas en un momento en que la pobreza está un auge. Aguilar ha dicho que no se puede concretar en qué centros acontecerán estos cierres, pero ha dicho que en cada servicio territorial de educación se suprimirán entre 10 y 15 líneas "con la excusa de que hay pocos alumnos", ha lamentado. Silveira ha criticado que los centros públicos tomen la decisión de cerrar una línea antes de la matriculación, mientras que los concertados pueden tomarla después del proceso de matrícula, e incluso en septiembre.

Los representantes han reclamado recuperar las sustituciones de personal docente desde el primer día y al 100%, reducir el número de las ratios, aumentar la dotación de gastos por centro, aumentar la asignación de las guarderías, las becas comedor y en las partidas de FP.