Público
Público

Los padres católicos "desobedecerán imposiciones morales" en la retirada de cruces

Por contra, los padres laicos respaldan la iniciativa parlamentaria, aunque dudan de su aplicación en los centros privados concertados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) ha advertido hoy de que 'desobedecerá' cualquier norma que se dicte imponiendo criterios morales contrarios a los de los padres, en relación con la petición del Congreso de retirada de símbolos religiosos de los colegios.

Por el contrario, la Confederación Española de Asociaciones de Padres (CEAPA), de tendencia laica, ha respaldado la iniciativa parlamentaria, aunque duda de su aplicación en los centros privados concertados.

PSOE y ERC-IU-ICV apoyaron ayer una proposición no de ley, con la oposición de PP y CiU, que insta al Ejecutivo la supresión de los símbolos religiosos de los centros escolares en aplicación de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre un caso italiano.

En un comunicado, CONCAPA responsabiliza de la proposición directamente al Gobierno e interpreta que éste 'usurpa el derecho de los padres a educar conforme a sus principios y convicciones, algo que reconoce la Constitución y cualquier Estado de derecho'.

'También supone un atentado -prosigue- contra la libertad religiosa de los alumnos, a los que se desprecia y se les impone el criterio gubernamental como si fuera una dictadura. El crucifijo es un signo cultural e histórico que no resulta ofensivo para el no cristiano o el ateo, ya que su presencia no obliga a nada'.

'Supone un atentado contra la libertad religiosa de los alumnos'

Esta proposición no de ley, además, se apoya en una 'falsedad', ya que la sentencia del Tribunal Europeo ha sido 'recurrida', dice CONCAPA. Considera que es un 'nuevo ataque a las libertades', en el que se incorpora, asegura, a los colegios concertados, a quienes se pretende anular su ideario.

Así, CONCAPA reclama al presidente del Gobierno que se deje de 'experimentos' y resuelva los problemas reales de la educación.

'En España no hay guerra de símbolos religiosos pero este Gobierno está empeñado en dividir y crear crispación y problemas donde no los hay, posiblemente con el único objetivo de imponer el laicismo como pensamiento único'.

En declaraciones a Efe, el presidente de CEAPA, Pedro Rascón, considera 'adecuado' que se aplique la 'jurisprudencia' europea en España.

'La escuela pública -ha señalado- es un espacio en que todo el mundo tiene cabida, todas las sensibilidades, todas las religiones', así que deber ser un lugar de respeto, 'lo más neutro posible, para que nadie se sienta ni segregado, ni aludido, ni perjudicado, ni molestado en sus propias creencias'

Preguntado por los centros católicos concertados, Rascón entiende que los colegios de ideario propio lo manifiesten con todas sus consecuencias y simbología, aparte de que los padres saben adónde llevan a los hijos a estudiar.

'¿El hecho -se ha preguntado- de que se financien con dinero público ese tipo de centros debe obligar a que tienen que quitar su simbología? Es un tema que, sinceramente, no lo tengo claro'.

Ha reclamado más plazas públicas para que no haya necesidad de conciertos

También ha reclamado más plazas públicas para que no haya necesidad de conciertos.

Por último, la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA) ha asegurado que prohibir los símbolos religiosos es una 'imposición' y lamenta que no se dé voz a los padres de los colegios públicos.

'Deberían ser los consejos escolares los que tengan la última palabra', ha pedido su presidenta, Mercedes Coloma, en una nota.