Público
Público

Muchos padres piden demorar la aplicación de vacunas pediátricas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Más de tres cuartos de lospediatras dijeron que "alguna vez" o "a menudo" los padres lespiden utilizar un calendario de vacunación "alternativo" alnacional, revela una encuesta entre médicos estadounidenses.

Y mientras que casi todos coinciden con el calendariovigente para bebés y niños, la mayoría de los pediatrasaceptaron los pedidos de los padres de demorar la aplicación devacunas como las que se usan contra la varicela, la hepatitis By el sarampión.

"Me sorprendió la gran cantidad de pediatras que recibieronpedidos de los padres. Eso indica que estamos ante un problemacada vez mayor", dijo la doctora Amanda Dempsey, de laUniversity of Michigan, en Ann Arbor, y que no participó delestudio.

Para los menores de 6 años, el calendario que recomiendanlos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades deEstados Unidos (CDC por su sigla en inglés) incluye lainmunización contra el sarampión, las paperas y la rubeola,además de la tos convulsa, la varicela, la hepatitis y la gripeestacional, entre otras.

El equipo del doctor Aaron Wightman, de la University ofWashington, en Seattle, le preguntó a más de 200 pediatras delestado de Washington con qué frecuencia los padres les pedíanutilizar un calendario alternativo de vacunación y con quéfrecuencia ellos accedían a esos deseos.

Según las respuestas "online", el 77 por ciento habíarecibido "frecuentemente" o "a veces" un pedido de los padresde saltear o retrasar algunas vacunas. Y seis de cada 10dijeron que utilizaban un calendario alternativo cuando lospadres lo solicitaban.

Los pediatras eran más propensos a ceder al pedido dedemorar algunas vacunas, como la de la hepatitis B o de lavaricela, mientras que muchos menos aceptaban no inmunizarcontra la difteria, el tétanos y la tos convulsa, según publicael equipo en la revista Pediatrics.

"Es un camino resbaloso", opinó Dempsey. Retrasar cualquiervacuna "va en contra de la importancia del calendario engeneral".

Sus investigaciones habían sugerido que más del 10 porciento de los padres utilizan un calendario alternativo y queel 2 por ciento rechaza el uso de las vacunas.

No hay pruebas de la seguridad y la efectividad de esoscalendarios alternativos. Y dado que ninguna vacuna brinda el100 por ciento de protección, Dempsey aclaró que hasta losniños inmunizados quedan expuestos a una infección cuandomuchos otros chicos de la escuela o la comunidad no estánvacunados.

FUENTE: Pediatrics, online 28 de noviembre del 2011