Público
Público

Los padres primerizos corren más riesgo de depresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

La depresión sería bastantecomún en los padres de menores de 12 años, especialmentedurante el primer año de vida de sus hijos.

Eso, para los autores de un nuevo estudio, refuerza lasevidencias de que las madres son más vulnerables a la depresióninmediatamente después del parto que en otros períodos.

Pero sugiere también que los nuevos padres, un grupo muchomenos estudiado que las madres, también enfrentan un mayorriesgo que el habitual de desarrollar depresión.

El estudio incluyó a unas 87.000 parejas del Reino Unido enlas que se controló la historia clínica desde el parto del bebéy durante 12 años.

En ese período, el 39 por ciento de las madres y el 21 porciento de los padres sufrieron por los menos un episodio dedepresión clínica, según los diagnósticos o la indicación deantidepresivos registrados en las historias clínicas.

El riesgo en ambos padres llegó a su nivel máximo duranteel primer año de vida del bebé.

En ese año, casi el 14 por ciento de las madres desarrollódepresión, lo que coincide con las tasas de depresión maternaposparto de estudios previos. Y casi el 4 por ciento de lospadres sufrió el mismo trastorno.

Pero después del primer año del bebé, la cantidad de nuevoscasos de depresión "disminuyeron significativamente", precisóel equipo de Irwin Nazareth, del University College deLondres.

La incidencia de depresión en las madres bajó un 6 porciento durante el segundo año de vida del bebé, y siguiódisminuyendo a medida que el niño crecía. En los padres, esareducción fue de entre el 2 y el 3 por ciento anual después delprimer cumpleaños del bebé.

Los resultados confirman que en las madres aumenta elriesgo de depresión durante el primer año de vida del bebé,destacó el doctor James F. Paulson, de la Escuela de MedicinaEastern Virginia, en Norfolk, y que no participó del estudio.

Mientras que la depresión posparto hoy se diagnosticaadecuadamente, se sigue debatiendo si las mujeres realmente sonmás propensas a desarrollar depresión inmediatamente despuésdel parto que en otros períodos de sus vidas, explicó Paulson.

Los resultados, dijo a Reuters Health, "demuestranclaramente" que las madres, y los padres, son más propensos aque se les diagnostique depresión durante el primer año de vidade sus hijos que en otros momentos de la vida.

Aun así, el estudio demuestra "la necesidad de reconocer ymanejar la depresión de los padres en la atención primaria",concluyó el equipo.

Paulson sugirió que los padres, en especial los primerizos,conversen con el médico ante síntomas como tristeza persistenteo falta de interés en actividades que suelen disfrutar.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine,online 6 de septiembre del 2010