Público
Público

Padres, profesores y alumnos protestan en silencio contra la reforma Wert

Un millar de personas sale a las calles de Madrid para pedir la dimisión del ministro de Educación y la retirada total de la Lomce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grupos de padres, profesores y estudiantes tomaron parte desde las diez de la noche de este sábado en una marcha silenciosa en defensa de la educación pública, que ha arrancado en el Ministerio de Educación, y que pasó por delante de las sedes del PP y del Defensor del Pueblo, para concluir en el Tribunal Constitucional.

La marcha discurrió de forma tranquila detrás de una pancarta con el lema 'No a la Lomce, no a los recortes, no a las contrarreformas educativas'. Ha discurrido la mayor parte del recorrido por aceras y bulevares, ya que sólo ha sido interrumpido el tráfico unos minutos cuando se ha detenido ante la sede del Partido Popular en la calle Génova.

Durante la manifestación, secundada por un millar de personas, el silencio se ha roto en ocasiones por algunos de los congregados al lanzar lemas como 'Sanidad y educación, no a la privatización', 'Educación pública' o 'Sí se puede'. Ha subido el tono a la llegada a la sede del PP, donde se han preguntado en alto: 'En qué sobre está mi paga de Navidad'. En el arranque frente al ministerio, los manifestantes han reclamado la dimisión del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

La concentración -convocada por la Plataforma Estatal por la Enseñanza Pública- ha querido ser el broche al 'éxito' de las movilizaciones y la huelga celebradas el pasado jueves, según ha explicado el presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Francisco Giner de los Ríos, José Luis Pazos.

'Arrancamos del ministerio para recoger el anteproyecto y llevarlo al PP, que son los responsables de que esté aquí, para continuar hacia el Defensor, al que pedimos que actúe en defensa de la educación pública, y terminaremos en el Constitucional, donde lo llevaremos si finalmente se aprueba esta reforma', ha asegurado el representante de los padres.

Desde CCOO, Isabel Galvín ha destacado el éxito de las movilizaciones del pasado jueves, que han conseguido que el Gobierno haya retrasado la aprobación del anteproyecto, aunque no confía en que abra un proceso de diálogo con los sectores implicados. 'El Gobierno está demostrando un talante antidemocrático, está haciendo la reforma de espaldas a la comunidad educativa y que sólo cuenta con el apoyo de la Conferencia Episcopal y de sectores empresariales que pretenden hacer negocio con la educación', ha añadido.

La representante del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha advertido de que si el Ejecutivo no cambia el anteproyecto continuarán las movilizaciones. 'Estamos apoyando esta marcha simbólica para reivindicar la necesidad de seguir luchando; no estamos aquí para que se paralice la Lomce, sino para que se eche para atrás por completo, por eso si sigue adelante, continuaremos con el plan de lucha conjunta con toda la comunidad educativa'. La estudiante ha exigido 'que se respete el derecho de la mayoría de la sociedad a tener una educación de calidad y a tener derecho a la igualdad'.

Emilia Sánchez, de UGT, ha opinado que la reforma que plantea el ministro José Ignacio Wert es 'el mayor ataque educativo de los últimos años, y prácticamente desde la dictadura; no vamos a parar hasta que no se retire la ley'.

Además de Madrid, se han llevado a cabo otras marchas nocturnas en varias ciudades españolas para expresar la defensa de la enseñanza pública y el rechazo a la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).