Público
Público

Los padres reconocen la "indefensión" y el "vacío" referidos por la psicóloga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eva Casanueva y Antonio del Castillo, padres de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, han dicho hoy que sienten la "indefensión" y la "continua vivencia de agresión" a las que se ha referido en el juicio la psicóloga que les atiende.

Tras la sesión de hoy del juicio por la violación y asesinato de Marta, la madre ha dicho a los periodistas que la psicóloga está diciendo "literalmente cómo nos hemos sentido, cómo nos seguimos sintiendo y cómo están mis hijas; es algo que tú lo vives día a día".

Las dos hermanas menores de Marta sufren cefaleas, ahogos, fracaso escolar, fobia a salir a la calle, irritabilidad y la falta de sus padres, "sumidos en su propio dolor", ha dicho la psicóloga Mayela Prieto.

La familia tiene, desde que desapareció la joven, una "continua vivencia de agresión" porque los acusados han dado "continuos datos erróneos" que le impiden "conocer dónde está su hija", y verá incrementado su "vacío angustioso" cuando finalice este juicio, según la psicóloga.

Todo el equipo de salud mental teme que en el futuro los síntomas mentales "se cronifiquen o aparezcan otros nuevos", ha añadido la psicóloga.

Preguntada por el hecho de que los medios de comunicación les afecten negativamente, la madre de Marta ha afirmado, tras agradecer la actuación de la prensa, que eso ha sido "una maldad" de un abogado, y ha apuntado que "los medios no han hurgado más en la herida que el silencio de estos sinvergüenzas", en referencia a los cuatro acusados.

Por otra parte, los padres de Marta se han referido a las escuchas de las conversaciones telefónicas que mantiene el asesino confeso, Miguel Carcaño, con su hermano mayor Francisco Javier Delgado, que se han podido oír hoy en la sala.

En esas conversaciones se comprueba, según la opinión de ambos progenitores, que Delgado es el que marca las pautas de cómo actuar y usa a su hermano menor como una "marioneta".

Al término del juicio, que previsiblemente quedará visto para sentencia la próxima semana, el padre de Marta espera que el tribunal imponga a los cuatro acusados las penas que pide la acusación particular y que todos cumplan los años de cárcel de forma íntegra, sin beneficios penitenciarios.