Público
Público

Los padres de los trillizos idénticos buscaban un segundo hijo que fuera niña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los padres del municipio malagueño de Mijas que darán a luz a tres bebés idénticos al ser gestados cada uno en su propia bolsa amniótica pero en una única placenta, buscaban darle un hermano a su hijo de 2 años y querían que éste fuera una niña.

José Miguel y Rocío -de 31 y 30 años- han ofrecido hoy una rueda de prensa en el Hospital Materno Infantil de la capital -donde la madre permanece ingresada desde hoy- para dar a conocer los detalles de este embarazo "poco frecuente", como ha informado el jefe de servicio del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Carlos Haya de Málaga, Alberto Reche.

La madre de los bebés ha asegurado que recibió la noticia "agobiada" y que "les vino grande", aunque después lo asimilaron poco a poco.

Ha añadido que les avisaron de los riesgos que había al ser un embarazo múltiple, pero que tras 32 semanas de gestación, "todo ha ido estupendamente" y los niños tienen su peso correcto.

Por su parte, el padre de estos trillizos idénticos -que quedó en estado de shock tras conocer la noticia- ha señalado que tienen ganas de verle la cara a sus hijos, pero que aún permanece la incertidumbre de cómo se van a adaptar.

"Al ser un embarazo tan complicado no confiábamos en que todo fuese tan bien como ha ido y ahora empezaremos a hacernos a la idea de que tenemos cuatro niños", ha dicho el padre.

En cuanto al hijo de 2 años que ya tienen, han reconocido que "está muy contento y le da besos a la madre en la barriga", que sabe que tendrá tres hermanos y dice "que le traerán una moto roja cuando nazcan".

"Creemos que aún no es consciente, costará trabajo, pero nos esforzaremos en que no deje de ser el rey de la casa", ha expresado José Miguel.

El doctor Alberto Reche ha indicado que los bebés se encuentran "perfectamente sanos" y que los embarazos triples suponen solo un 0,4 por ciento de los tratados en el centro -aunque nunca con estas características-, lo que se traduce entre diez y veinte cada año.

Aunque ha asegurado que existe una predisposición genética a que se repitan embarazos múltiples en una familia, no siempre se produce y en este caso no ocurre así, como ha confirmado la madre de los niños.

El embarazo fue concebido de forma natural, sin ninguna técnica de reproducción asistida y sin ningún tipo de medicación, y el matrimonio se enteró de que esperaban tres bebés -que se llamarán Jesús, Diego y José- en la primera ecografía, cuando la mujer llevaba un mes de embarazo.

La pareja ha tenido que cambiar de coche y pronto se trasladarán a una vivienda de mayor tamaño a la que viven actualmente y que les ha prestado la madre de ella, con el fin de que estén cerca de la familia y puedan echarles una mano en los cuidados.

Ambos trabajan en colegios de la provincia, él como profesor de Secundaria y ella como administrativa, aunque no sabe si podrá reincorporarse tras el período maternal.

Este caso, que recibe el nombre de "monocorial triamniótica", es algo bastante desconocido incluso para los ginecólogos, y ocurre cuando el óvulo fecundado se divide en dos o más embriones durante la primera fase de su desarrollo.