Público
Público

¿Puede pagar Urdangarin la fianza?

En los últimos ocho años el duque de Palma ha incrementado notablemente su patrimonio: además del palacete de Pedralbes, que ha puesto en venta, tiene cinco pisos en Palma y otro en Terrasa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iñaki Urdangarin, duque de Palma, y su exsocio, Diego Torres, tienen cinco días para depositar una fianza multimillonaria en los juzgados por sus presuntos trapicheos al frente del Intituto Nóos: ni más ni menos que 8,1 millones de euros entre los dos. La pregunta surge de forma inmediata: ¿Puede pagar Urdangarin unos cuatro millones de euros en ese corto plazo?

Nadie puede anticipar una respuesta concreta. Cuando era jugador de balonmano en el Barcelona Iñaki Urdangarin ganaba unos 90.000 euros al año. Un buen sueldo en 2000, el año de su retirada. Aquel salario le dio para comprarse un buen piso en Barcelona y para montar junto a unos amigos un restaurante chic en la Ciudad Condal, el Pou, negocio del que terminó por desvincularse con el tiempo. Ese era el grueso de su patrimonio antes de casarse con la Infanta Cristina.

Pero desde que contrajeron matrimonio los duques de Palma incrementaron notablemente su patrimonio, especialmente en la última década, coincidiendo con las actividades empresariales de Urdangarin que ahora están siendo investigadas. Es público y notorio que la pareja posee un palacete en Pedralbes, el barrio más selecto de Barcelona, por el que en 2004 pagaron seis millones de euros. En un artículo publicado ese año, el diario El Mundo contaba con todo lujo de detalles cómo era la vivienda (una casa de 1.200 metros cuadrados con un jardín de 1.300 metros cuadrados) e informaba de que Urdangarin hacía 'negocios' mientras que la Infanta Cristina ganaba por entonces, según el diario, 1.800 euros al mes. 

Cómo el matrimonio pudo dar el salto de un buen piso de tres habitaciones, también en Pedralbes, a un palacete amplio y lujoso ya no es ningún misterio. Más incomprensible es cómo consiguió una hipoteca en 2004 de cinco millones de euros cuando la Infanta ganaba 1.800 euros al mes y el propio Urdangarín declaró en el IRPF de ese año unos ingresos de 36.000 euros: es decir, unos 3.000 euros brutos al mes, según informó el diario El País el 26 de octubre de 2012.  Pese a que por aquel entonces el matrimonio Urdangarin-Borbón, con cuatro hijos a su cargo, oficialmente ingresaba poco más de 4.000 euros netos al mes, logró un prestámo de cinco millones por el que tendría que pagar, según esa información, 52.000 euros al mes.

Aunque el palacete de Pedralbes es la 'joya de la corona', el duque acumula más bienes: en noviembre de 2011 Público informaba, en una noticia firmada por Alicia Gutiérrez, que entre diciembre de 2003 y el mismo mes de 2007, Nóos Consultoría y Aizoon, empresa en la que Urdangarin y la Infanta compartían participaciones, se hicieron con cinco pisos en Palma de Mallorca y otro en Terrasa (Barcelona) .

En esa misma información se detallaba que los datos fiscales indicaban que las seis viviendas costaron en total 1.285.337 euros. Además, también se informaba de que Aizoon escrituró en octubre de 2004 dos garajes y un trastero, en una zona muy cercana al puerto deportivo de la ciudad.

De todas estas informaciones se puede concluir que Urdangarin tiene patrimonio suficiente para hacer frente a la fianza, que por otra parte es recurrible ante la Audiencia Provincial de Mallorca, aunque ese recurso no impide la ejecución de la fianza. Otra cosa es lo que disponga el juez: si acepta los bienes como garantía y si cree que son suficientes para cubrir la responsabilidad civil del duque.

Lo cierto es que el caso está afectando gravemente a las finanzas de Urdangarin: hace meses que el palacete de Pedralbes está en venta. El portal Idealista.com informaba el pasado 11 de enero que los duques de Palma piden siete millones de euros. En esa misma infomación se aseguraba que los duques habrían pedido al rey Juan Carlos un prestámo de cuatro millones de euros para poder hacer frente a las exigencias del juez. El rey habría dicho no. Una noticia lógica dado el delicado momento que atraviesa la Casa Real.

Pero el palacete sigue sin venderse. Y si Urdangarin lo pone como aval para hacer frente a la fianza ya no podría venderlo al estar el inmueble bajo custodia judicial. Idealista apuntaba que el rey, pese a negarse al prestámo, se habría comprometido con la pareja a encontrarles un comprador. Pero no parece que pueda encontrarlo en cinco días. En cualquier caso, no habrá que esperar mucho para conocer la respuesta a la pregunta que se plantea en el titular de esta información.