Publicado: 23.09.2012 00:40 |Actualizado: 23.09.2012 00:40

El pago de los intereses de la deuda se situará en su nivel más alto en quince años

Los gastos financieros del Presupuesto se acercarán a los 38.000 millones, el doble que lo que había antes de la crisis.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pago por los intereses de la deuda del Estado alcanzará en 2013 su nivel más alto en quince años, medido en comparación con el PIB. Esto es, los gastos financieros se situarán cerca de los 38.000 millones de euros, equivalentes al 3,22% de la riqueza nacional, según se desprende de las cifras adelantadas por los miembros del Gobierno. La cifra, además, supone casi duplicar el gasto que había justo antes del estallido de la crisis: en 2007, la partida de los presupuestos para los gastos financieros era de 14.996 millones.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apuntó este sábado que el gasto por el pago de intereses crecerá en unos 9.000 millones en los Presupuestos Generales del Esgtado para   2013, que el jueves se aprobará en un Consejo de Ministros extraordinario. La partida prevista para este año por este concepto es de 28.800 millones de euros; con el incremento previsto para el próximo año, los gastos financieros se acercan a los 38.000 millones y se convierten en la segunda partida más importante de las cuentas públicas (cerca del 30% del gasto total proyectado), superando de largo a los gastos de personal, que se mantendrán cerca de la cantidad asignada para 2012, de 27.338 millones (la partida más voluminosa del presupuesto suele ser el capítulo cuarto, las transferencias corrientes, donde se recogen, por ejemplo, las subvenciones, las ayudas o las aportaciones a las arcas de las UE y de los entes territoriales; en 2012 se situó en los 80.500 millones de euros).

El aumento del déficit del Estado y las tensiones en los mercados de deuda (que han elevado peligrosamente la rentabilidad que debe ofecer el Tesoro a los inversores para aumentar su interés por los títulos españoles) explican el fuerte aumento de los gastos financieros, del 31%. La presión de los especuladores sobre los bonos y las letras del Tesoro español ha ensanchado la prima de riesgo (la diferencia con la deuda alemana, considerada más solvente por el mercado, lo que se ha traducido en un incremento del tipo de interés medio de la deuda en circulación. En lo que va de año se sitúa nuevamente por encima del 4%. Concretamente, está en el 4,07%, después de tres años por debajo de ese nivel. El interés promedio de las letras (emisiones de deuda a corto plazo, entre 3 y 18 meses) está en el 2,95% (el 2,41% en 2011),  el de los bonos está en el 3,35% (el 3,15% en 2011) y el de las obligaciones, en el 4,69% (4,65% en 201).