Público
Público

La PAH ocupa en Madrid un edificio del ‘banco malo’ para desahuciados

En el marco de la campaña de ocupaciones denominada ‘Obra Social', activistas y familias que han perdido su vivienda se han hecho con un bloque en el barrio de Carabanchel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea de Vivienda de Madrid, que integra a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y otros colectivos, ha ocupado este jueves un edificio propiedad de la SAREB (Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), conocida como el ‘banco malo', en el madrileño barrio de Carabanchel con el objetivo de que en él puedan vivir familias que han sido desahuciadas. Poco después de la ocupación varias de estas familias ya se han acomodado en los pisos del bloque.

Este edificio, situado en la calle Cadete Julio Llompart 7, es el 14º bloque ocupado por la campaña denominada de la Obra Social de la PAH, a través de la que pretenden ofrecer una alternativas a que están a punto de perder su vivienda o que ya la han perdido. En un comunicado, los activistas aseguran que 'Liberar este bloque en nuestra ciudad es una necesidad, una declaración y una reivindicación'.

En el mismo comunicado explican que 'La ley hipotecaria aprobada por el Partido Popular no ofrece solución alguna, al contrario, a la emergencia habitacional que sufre la población; esta connivencia del gobierno con los intereses y privilegios de la banca perpetúa la vulneración del derecho a la vivienda, tal y como vivimos cada día en las asambleas y grupos de trabajo y plataformas que tratamos la problemática de la vivienda en Madrid'.

Además, como declaración de intenciones, añaden que 'Mientras la administración pública siga privatizando su gestión y dejando en la calle más de 40 familias al día acumulando ya más de 10.500 viviendas vacías en Madrid, mientras no cesen los desahucios y aumente la población sin recursos, desde la Asamblea de Vivienda de Madrid continuaremos creando desde abajo, organizándonos de la mano de la solidaridad y el apoyo mutuo y defendiendo y ejerciendo las medidas de la ILP en la calle'.