Publicado: 24.10.2013 13:50 |Actualizado: 24.10.2013 13:50

La PAH prepara una denuncia en la Audiencia Nacional contra Botín

Decenas de afectados le acusan de un delito de estafa continuada a través de la comercialización sistemática de productos financieros tóxicos, las denominadas 'hipotecas basura'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) no para: estos días está asesorando a decenas de afectados Madrid, Catalunya y Murcia que el próximo 30 de octubre presentarán una denuncia en la Audiencia Nacional contra Emilio Botín, presidente del Banco de Santander, su hija, Patricia Botín así como contra los máximos responsables de los grupos BNP Paribas y la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), a los que acusa de un delito de estafa continuada a través de la comercialización sistemática de productos financieros tóxicos, denominadas hipotecas basura o subprime.

Según una nota de prensa difundida por la PAH de Madrid, "los denunciantes pedirán a la Audiencia Nacional que abra una investigación judicial para depurar responsabilidades de quienes diseñaron y ordenaron la puesta en práctica del sistema de comercialización de productos tóxicos".

Los denunciantes aseguran tener indicios de que el Santander y BNP Paribas concedieron préstamos hipotecarios "en condiciones tales que hacían previsible el impago de un elevado número de ellos sin avisar a los clientes del riesgo de la operación". Para la PAH y los afectados el "objetivo de esta comercialización con gestión temeraria del riesgo es el ánimo de lucro y la posterior venta de los préstamos a inversores internacionales". Entiende que las entidades financieras sacan de sus balances internos estos activos tóxicos para conseguir nueva financiación con la que continuar el negocio de préstamo hipotecario.

"Las entidades financieras concedieron a través de la financiera UCI préstamos a jóvenes, población inmigrante y personas con intención de cambiar de casa con escasa solvencia económica. Aparecen indicios de estafa en la concesión de tales préstamos al provocar endeudamientos durante décadas con falta de información y engaño acerca del riesgo contraído. Los préstamos incluyen además condiciones declaradas abusivas por los tribunales", se puede leer en la nota de prensa.

Según la PAH, la venta de estos productos hipotecarios se realizaba a través de una compleja red de sociedades mercantiles y profesionales del ámbito inmobiliario, como la tasadora asociada a UCI, Valtecnic, y de la asesoría financiera, que cumplían los planes de UCI de colocación de hipotecas tóxicas.

El volumen de cotización de los fondos de UCI entre los años 1999 a 2009 asciende a 14.365,8 millones de euros, con un total de 133.701 hipotecas y 22.831 préstamos personales no hipotecarios. Entre un 11 y 15% de las hipotecas concedidas lo fueron sobre viviendas de protección oficial, y por encima del 30% a jóvenes menores de 39 años.