Público
Público

Ningún país está libre de la crisis, dice Strauss-Kahn

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Manuel Jiménez

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, dijo el lunes que ningún país del mundo estará exento de "los duros" efectos de la crisis económica mundial, aunque previó que para finales de 2009 el mundo estaría percibiendo cierta mejoría.

Strauss-Kahn, quien realizó una visita de cortesía a República Dominicana, habló a la prensa poco después de un almuerzo con el presidente Leonel Fernández e integrantes de su gabinete económico, en el que se abordó el interés del país caribeño por concertar a partir del año entrante un acuerdo de supervisión con el organismo financiero.

"Cuando tenemos que hablar de proyecciones para el futuro en el Fondo somos cautos, pero como he dicho el 2009 será un año muy duro, pero nosotros en el Fondo vemos la posibilidad de que para finales de ese año o principios de 2010 la crisis comience a ceder, pero hay una serie de imperdurables y de incertidumbres", dijo Strauss-Kahn.

Sin embargo, dijo que si ciertamente los países aplicarían las políticas, las salvaguardas y regulaciones necesarias podrían ver el inicio de una recuperación para finales de 2009 ó principios de 2010. "Pero sigo insistiendo en que existe una serie de incertidumbres", indicó

Explicó que en la reunión con el presidente Fernández y funcionarios de su equipo económico se discutió básicamente cómo el FMI puede ayudar a Republica Dominicana en el marco de esta crisis.

"Las discusiones que hemos tenido es cómo podría ayudarse a Republica Dominicana en un acuerdo de supervivencia post la terminación de ese acuerdo, entendiendo que la crisis actual es una crisis amplia, sumamente profunda y que no hay ninguna posibilidad de que ningún país, en ninguna parte del mundo, incluyendo la Republica Dominicana, pueda totalmente escapar de los efectos de esta crisis", expresó Strauss-Kahn.

Advirtió que las consecuencias de esta crisis pueden ser particularmente duras para sectores de bajos ingresos en los países emergentes y en desarrollo y a esto se debe que el FMI está haciendo los esfuerzos para poner a disposición ciertos fondos que puedan ayudar a esas naciones a mitigar los efectos de la crisis.