Público
Público

Los países africanos reflejan sus problemas en el fútbol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por David Clarke

¿Demasiada presión para jugadores importantes con grandes aspiraciones? ¿Técnicos despedidos justo antes del Mundial? ¿Mala preparación física y precarias instalaciones? ¿Jugadores mimados en el extranjero que no rinden en sus selecciones?

Se han buscado muchas explicaciones para explicar por qué cinco de las seis naciones africanas han fracasado en el primer mundial que se disputa en su continente, pero quizás la razón no está relacionada con el fútbol.

Probablemente, los países necesitan primero sentirse bien consigo mismos para poder lograr el éxito en el fútbol.

Ghana se convirtió en el tercer equipo africano que llega a cuartos de final de un Mundial, tras ganar 2-1 a Estados Unidos, repitiendo el éxito de Camerún en 1990 y Senegal en 2002.

Ghana se enfrentará a Uruguay en la próxima fase.

Argelia, Camerún, Costa de Marfil y Nigeria- quedaron eliminadas en la fase de grupos. Sudáfrica, que se clasificó automáticamente al ser la anfitriona, también quedó eliminada.

Sin contar a Sudáfrica, los indicadores de democracia, corrupción, violencia y guerra sitúan a Ghana como el país africano con más posibilidades de llegar lejos.

una causa de orgullo nacional que fue mencionada por Asamoah Gyan, el autor del gol del triunfo ante Estados Unidos -, aunque luego ha sufrido una serie de sangrientos golpes de estado y dictaduras.

Sin embargo, desde 1996, Ghana ha vivido cuatro elecciones razonablemente libres y justas, y el poder se ha repartido pacíficamente entre las influyentes tribus del norte y del sur.

En 2008, el candidato del partido gobernante admitió la victoria de su rival, que le superó en las elecciones por sólo medio punto porcentual, un margen que hubiese sido calificado por cualquier otro presidente africano como un problema en el recuento de votos.

Ghana fue, además, el primer país del África subsahariana que fue visitado por Barack Obama, algo que el presidente estadounidense valoró destacando la fuerte conciencia democrática del país en medio de un continente caracterizado por la improvisación y las disputas electorales.

"¡Sí, podemos!", gritó la popular emisora Joy FM tras el triunfo de Ghana ante Estados Unidos.

El país, que tradicionalmente ha dependido de las exportaciones de cacao y oro, comenzará a explotar petróleo este año y espera tener una de las mayores tasas de crecimiento del mundo en 2010, cerca del 15 por ciento.

REGÍMENES AUTORITARIOS

Observando los indicadores macroeconómicos, Sudáfrica sigue siendo la mayor potencia de África, pero nadie puede negar que la mayor economía del continente aún tiene serios problemas sociales y políticos, ocultos bajo la atmósfera de fiesta que se vive durante el Mundial.

Ghana se encuentra en un destacado segundo puesto. Respecto a los índices de percepción de corrupción realizados por el organismo Transparencia Internacional, el país africano ocupa el puesto 69 en el mundo, por encima de naciones europeas como Grecia y Serbia.

En el índice sobre democracia que elabora el grupo Economist Intelligence Unit, Ghana también está situado muy cerca de Sudáfrica.

Mientras que el país anfitrión está calificado como una democracia con imperfecciones, Ghana es considerado un régimen híbrido, una categoría ubicada entre una democracia imperfecta y un régimen autoritario.

Sin embargo, el índice refleja la situación del país en septiembre de 2008, tres meses antes del último traspaso democrático de poder en Ghana, un hecho que fue aplaudido en todo África y en todo el mundo.

Los otros cuatro países africanos que han participado en el Mundial está gobernados por lo que son calificados como regímenes autoritarios y se están situados en los últimos puestos de las listas de corrupción.

En Camerún, por ejemplo, el presidente Paul Biya se encuentra en el poder desde 1982, tras ganar una serie de controvertidas elecciones que sus rivales han catalogado de injustas.

La constitución fue modificada en 2008, lo que le permitirá a Biya ser elegido de nuevo en 2011, algo que el grupo de expertos de International Crisis Group cree que provoca el riesgo de generar un conflicto en vista de las próximas elecciones.

Un aficionado camerunés en Sudáfrica dijo que el estado de la democracia de su país podría medirse con un simple indicador: ¿Quiénes fueron los dos únicos países que se fueron de Sudáfrica sin puntos? Camerún y Corea del Norte.