Público
Público

Los países del G-20 se conjuran para reactivar la economía global

España podría aportar 2.340 millones de euros para reforzar el Fondo Monetario Internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con un compromiso de actuar con urgencia e inmediatez, los ministros de Finanzas del G-20 acercaron ayer posiciones para reactivar la economía global y fortalecer el sistema financiero. La reu-nión de dos días, celebrada en un lujoso complejo hotelero de Horsham, en el condado inglés de West Sussex, al sur de Londres, dio resultados 'satisfactorios y coherentes con la posición española', según explicó Pedro Solbes, vicepresidente del Gobierno español.

El comunicado final, con ocho puntos de medidas de actuación y principios básicos, contiene 'elementos innovadores' y conforma 'un excelente documento de trabajo' que sienta las bases para resolver las crisis económica y financiera. Solbes habló del 'altísimo grado de consenso' alcanzado, que le lleva a confiar en un acuerdo global en la cumbre de jefes de Gobierno y Estado de los países ricos y de las principales economías emergentes, prevista para el 2 de abril en Londres.

'Hay un compromiso de actuar con urgencia. Un claro sentido de la dirección a tomar para restaurar la confianza', dijo el anfitrión de la reunión, el británico Alistair Darling.

El encuentro sirvió para concertar principios de actuación y allanar el terreno a posiciones que se deberían concretar en la próxima cumbre. Los ministros de Finanzas lograron acortar parte de la distancia que separa a los países de la UE con moneda única de EEUU en dos importantes flancos: las políticas de estímulos fiscales para reactivar el crédito y la demanda, y el futuro del Fondo Monetario Internacional. Solbes aseguró que ambas partes 'han acercado sus respectivas posiciones' en ambas cuestiones.

EEUU presiona por un incremento de los paquetes de estímulo fiscal (ayudas estatales y/o reducción de impuestos) en cada país hasta un total equivalente al 2% del PIB nacional. Los ministros de Finanzas del Eurogrupo, por su parte, abogan por dar tiempo a las actuaciones 'sin precedentes' efectuadas hasta la fecha, para valorar su efecto en la economía. Solbes fija en el 4,9% del PIB el gruoso de la intervención fiscal del Gobierno español, una vez tenidos en cuenta los estabilizadores automáticos. Alemania, en cambio, lo sitúa en el 4,2% del PIB.

Ayer se aceptó incrementar 'sustancialmente' los recursos del FMI, pero serán los jefes de Estado y de Gobierno quienes fijen el techo del capital adicional. Según Solbes, se está planteando ir más allá de la contribución inicial de 250.000 millones de dólares (195.000 millones de euros), solicitada por el Fondo. No obstante, de mantenerse este nivel, la contribución de España rondaría los 2.340 millones de euros.

Los que no están dispuestos a hacer más aportaciones hasta que se revise el sistema de representación del organismo son los BRIC (Brasil, Rusia, India y China).