Público
Público

Los países del Sudeste de Asia crearán su comisión de Derechos Humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) inauguró hoy su reunión anual de ministros de Asuntos Exteriores, centrada en la formación de una comisión regional de derechos humanos y la cooperación contra el terrorismo.

Durante la reunión, que se celebra en un complejo hotelero del norte de la turística isla de Phuket, en medio de un gran despliegue de seguridad, los diez ministros tienen previsto aprobar la creación de una comisión intergubernamental de derechos humanos, que será ratificada el próximo octubre por los líderes de la ASEAN.

"La ASEAN precisa demostrar a la comunidad internacional que está preparada para afrontar cualquier reto", dijo el primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, en su discurso de inauguración.

Vejjajiva, quien el pasado abril sufrió la humillación de tener que cancelar la Cumbre que la ASEAN celebraba en Pattaya a causa del asalto de los manifestantes antigubernamentales contra la sede de la reunión, exhortó a la organización regional a adoptar un rol más dinámico.

"La comunidad de la ASEAN tiene que ser activa", dijo el presidente de turno de esta organización, a menudo tildada de irrelevante por sus críticos.

Según el acuerdo alcanzado por los países del grupo regional, la función de la comisión no será investigar los abusos ni tampoco la de perseguir a sus responsables, sino promocionar el respeto de los derechos humanos con un "enfoque constructivo", explicó el ministro tailandés, Kasit Piromya, en conferencia de prensa.

"Es el comienzo de un proceso, que de aquí a cinco años adquirirá consistencia", precisó Piromya, anfitrión del encuentro.

Ese mismo "enfoque constructivo" que guiará los primeros pasos de la comisión de derechos humanos es el que la ASEAN sigue desde hace más de una década, y sin ningún resultado, para intentar que la Junta Miliar de Birmania (Myanmar) excarcele a los presos políticos, entre ellos a la líder del movimiento democrático, Aung San Suu Kyi.

Con el documento preparado para ser firmado por los ministros durante su reunión de hoy, las fuerzas de seguridad birmanas detuvieron durante el pasado fin de semana a cerca de medio centenar de opositores birmanos en Rangún.

"La organización (ASEAN) debe ser realista y tener en cuenta la diferencias políticas y de preparación de los países miembros para promover los derechos humanos", dice el borrador del documento facilitado a los medios de comunicación.

La promoción de los derechos humanos y los valores democráticos nunca ha sido una prioridad de la ASEAN desde que en 1967 nació de la mano de Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur y Tailandia, para frenar la expansión del comunismo en el Sudeste Asiático.

Esta meta quedó definitivamente aparcada después de que, tras Brunei y a mediados de la década de los noventa, la ASEAN acogiera en su seno a los regímenes socialistas de Vietnam y Laos, así como a la militarizada Birmania y a Camboya, que emergía tras más de treinta años de guerra civil.

Antes de su creación oficial, la comisión intergubernamental de derechos humanos de la ASEAN ya ha sido acogida con críticas por parte de 300 grupos civiles regionales comprometidos con la defensa de las libertades básicas, que consideran que será ineficaz al carecer de mandato.

Durante sus reuniones, que se alargarán hasta el martes, los diez ministros de la ASEAN también abordarán la amenaza del terrorismo islámico, que ha cobrado fuerza tras los atentados perpetrados el pasado viernes en Yakarta contra dos hoteles de lujo, y que causaron la muerte a nueve personas e hirieron a cerca de medio centenar.

Los ministros también hablaran de otros retos, como la crisis económica que ha reducido las exportaciones de la región, y la epidemia de gripe A, en una zona caracterizada por los pocos recursos destinados a la prevención y a Sanidad.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clintón, que tiene previsto llegar a Bangkok mañana martes, se unirá a partir del día siguiente a sus homólogos de Asia en Phuket, para abordar, entre otros asuntos, la situación en Birmania y el programa nuclear en Corea del Norte

Clinton firmará también el Tratado de Amistad y Cooperación del Sudeste Asiático, un compromiso que forma parte de la nueva estrategia de acercamiento de Estados Unidos a esta región en la que cada vez es mayor la influencia de China.