Público
Público

Los países pobres y pequeños son los más frágiles ante el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los fenómenos naturales agravados por el cambio climático y que aumentan las hambrunas, las enfermedades y los desplazamientos forzados, afectan sobre todo a los países en desarrollo pobres e insulares, denunció hoy la ONU en la inauguración de la Conferencia Mundial sobre el Clima.

La enviada especial de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Gro Harlem Brundtland, recordó que los científicos han adelantado que dentro de una década unos cien millones de personas en África sufrirán una grave escasez de agua.

El cambio climático será el causante de esa situación, dijo Brudtland, quien lamentó que a pesar de que se sabe que esto ocurrirá "hemos hecho muy poco para prepararnos para tal situación".

La Conferencia Mundial del Clima, que se prolongará hasta el viernes, está llamada a ser la reunión más importante destinada a consensuar medidas para adaptarse al cambio climático, para lo cual han llegado a Ginebra más de 1.500 representantes de gobiernos y científicos de un centenar y medio de países.

Bruntland representó hoy en la conferencia al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien se encuentra en el Ártico, como parte de los esfuerzos para impulsar las acciones en un año considerado clave para la lucha contra el cambio climático.

La conferencia que se inauguró hoy precede así a la mayor cumbre sobre cambio climático convocada por la ONU para el próximo 22 de septiembre en Nueva York, así como la Conferencia de las Partes en la Convención de la ONU sobre Cambio Climático.

En esta reunión, que tendrá lugar en Copenhague en diciembre próximo, los países deberán acordar una estrategia mundial para reducir los efectos de ese cambio de clima, incluidos nuevos compromisos de reducción de emisiones de gases contaminantes.

Bruntland destacó hoy la importancia de centrarse en la adaptación al fenómeno mediante la puesta en marcha de un sistema fiable de recopilación de datos climáticos, otro de predicciones y un tercero de alerta temprana.

"El problema es que las predicciones no son suficientes", afirmó.

Agregó que "actualmente sabemos que si reducimos los gases (contaminantes), el clima seguirá cambiando y por eso tenemos que adaptarnos a un clima variable y más errático".

Para ello -insistió- se requiere información sobre el comportamiento futuro del clima.

El ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, también participó en la sesión inaugural de la conferencia, donde advirtió de que "no tenemos tiempo para dormirnos en los laureles" porque aunque ya nadie discute la veracidad del cambio climático "no han ocurrido los cambios de comportamiento tan necesarios".

Invocó porque los líderes políticos adopten de aquí a fin de año el principio de "justicia climática".

Al respecto, describió como una "tragedia" que "las personas y países que corren los mayores riesgos sean los que menos han hecho para causar el cambio climático".

Recordó que varios estudios científicos han confirmado que "la gran mayoría de afectados por el cambio climático viven en los países más pobres o insulares".

Sin embargo, reveló, "los 50 países más pobres del mundo han aportado menos del dos por ciento de los gases más contaminantes".

Por ello, consideró que aunque "todos los países deben reducir sus emisiones, las economías más desarrolladas deben asumir el liderazgo y realizar las reducciones más drásticas".