Público
Público

Los países ricos abren el grifo de crudo para impulsar la economía

La AIE activa, por tercera vez en su historia y a instancias de EEUU, su reserva estratégica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) sorprendió ayer al anunciar que en julio activará, por tercera vez desde su creación en 1974, su reserva estratégica de crudo. Por un plazo 'inicial' de 30 días, los 28 países más ricos, adscritos a la Organización para laCooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), sacarán al mercado 2 millones de barriles de petróleo diarios (bpd) procedentes de las existencias que guardan para emergencias. El objetivo es tumbar los precios. Y tuvo efecto. El Brent (de referencia para Europa) llegó a desplomarse ayer un 8%, hasta 105 dólares (74,5 euros) por barril, aunque luego se recuperó ligeramente.

La decisión llega en vísperas de una de las puntas de consumo del año, la temporada de vacaciones en el hemisferio norte. El movimiento está auspiciado por EEUU (primer consumidor mundial) y se explica por varios factores: la interrupción del suministro de Libia (2% de la producción mundial antes de que estallase la guerra, en febrero pasado); la incapacidad de la OPEP (que cubre un 40% del consumo) para acordar, este mes, un incremento de su bombeo; y el miedo a que el precio del crudo dañe 'la frágil recuperación económica global', según la AIE.

La AIE suplirá la falta de crudo libio por un plazo 'inicial' de 30 días

Además, según varias fuentes, hay una razón de fondo ajena a la coyuntura energética: el año que viene, EEUU celebra elecciones presidenciales. 'El anuncio tiene una clara intención política', dice Ramón Espinasa, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo y experto del sector, que califica la medida de 'puñetazo en la mesa' de la AIE para que bajen los precios.

Los socios de la agencia bombearán el equivalente al 2,2% de la demanda diaria mundial. Supone un 0,05% de las reservas de la AIE, lo que le permitirá cumplir la obligación de mantener, al menos, 90 días de consumo. Eso sí, supera los 1,5 millones de bpd que aportaba Libia. Cada país bombeará en función de su consumo. La mitad vendrá de EEUU; el 30%, de países europeos, y el 20%, de los asiáticos. España, que hoy aprobará la decisión en el Consejo de Ministros, aportará 76.000 bpd, un 3,8% del total.

Según el director de la AIE, Nobuo Tanaka, 'esta acción contundente' demuestra el 'firme compromiso' de la organización 'para asegurar un correcto suministro y un aterrizaje suave para la economía'. Según la AIE, la decisión se ha tomado 'en estrecho contacto con los países productores clave, y en particular, con Arabia Saudí'. La agencia agradece a ese país, miembro de la OPEP y primer productor, que diga que bombeará más crudo, pero cree que tardará en hacerlo.

La decisión pretende preservar la 'frágil recuperación'

El catedrático Mariano Marzo recuerda que la decisión 'no tiene precedentes': las otras dos veces que la AIE activó su reserva estratégica (en 1991, en la primera Guerra del Golfo, y en 2005, después de que el huracán Katrina inutilizara las refinerías del Golfo de México) sí fueron 'situaciones de emergencia'. La actual, dice, no lo es. Para Marzo, la AIE 'destapa el miedo a que el suministro esté corto' y 'transmite desconfianza no hacia la OPEP, que ya la hay, sino hacia Arabia Saudí, que era la que en teoría tenía capacidad para bombear ese crudo'. Aunque los futuros del Brent para entrega en los meses de diciembre de este año y 2012 bajaron ayer, respectivamente, un 4,2% y un 3,1%, Marzo es pesimista respecto a los precios: en una o dos semanas, dice, superarán otra vez los 110 dólares'.