Público
Público

Los países de la UE piden un presupuesto "fuerte" para la reforma agrícola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mercedes Salas

Los países de la Unión Europea (UE), entre ellos España, defendieron hoy un presupuesto "ambicioso" y "fuerte" para la Política Agrícola Común (PAC) después de 2013, con el fin de sacar adelante una reforma justa y adecuada de las ayudas agrarias.

Los titulares de Agricultura de los Veintisiete iniciaron oficialmente los debates sobre la reforma de la PAC y se posicionaron sobre la propuesta de Bruselas, que plantea ideas como un aumento de las exigencias ecológicas para las subvenciones agrícolas y un reparto más equilibrado de esos subsidios.

Una mayoría de ministros, entre ellos la española Rosa Aguilar, remarcó que para afrontar una revisión adecuada de la PAC es necesario que esta política tenga una dotación suficiente a partir de 2014, momento en que acaban los actuales fondos comunitarios.

Entre los ministros, la inquietud por el dinero que tendrá la agricultura es generalizada, pues las propuestas presentadas por la Comisión Europea (CE) no incluyen cifras presupuestarias.

De los Veintisiete, sólo el Reino Unido apoyó explícitamente de la idea de reducir los fondos para la agricultura, pero este país es proclive a bajar el presupuesto total de la UE, como explicó el secretario de Agricultura británico, Jim Paice.

Los ministros respaldaron en general las ideas del documento presentado por la CE, en relación a conseguir una PAC "más verde" y un reparto "más justo" de los subsidios entre los productores, pero el interrogante es cómo se van a distribuir las primas.

Pero en el debate de hoy no hubo reacciones detalladas a la propuesta de la PAC, sino que las discusiones continuarán en el Consejo de Agricultura de diciembre.

No obstante, los nuevos países de la UE reclamaron más igualdad respecto a los antiguos Estados miembros.

Entre las ideas de la reforma figura la eliminación de los derechos históricos que ahora determinan el pago de las ayudas.

Los nuevos Estados de la UE están a favor, mientras que algunos de los antiguos, como Francia, aceptan ese hecho, pero ven en él una gran concesión, como apuntó el titular francés de Agricultura, Bruno Le Maire.

Por otro lado, Aguilar pidió un plazo transitorio entre la PAC nueva y la actual, que cuantificó en cuatro años, para evitar un "gran terremoto" en el sector agrícola.

España y otros países reconocieron que quedan muchos aspectos por aclarar sobre esta reforma.

Por otra parte, España, Francia, Italia, Eslovenia y Grecia aprovecharon el debate para exigir que en las negociaciones con socios como Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) haya "reciprocidad" y se tenga en cuenta que ciertas concesiones pueden afectar a sectores como la ganadería.

La ministra valoró el debate y señaló que el Consejo de la UE seguirá tratando en grupos técnicos sobre la reforma, además de explicar que aún queda mucho por concretar.

Asimismo, insistió en su interés por aunar posturas con las organizaciones agrarias y el sector.

Aguilar asistió al Consejo acompañada por el consejero de Agricultura extremeño, Juan María Vázquez, en representación de las comunidades autónomas, quien al final de la discusión calificó el debate de "positivo, con matices".

La propuesta de Bruselas que ahora está sobre la mesa no es legislativa, sino que la CE dará a conocer su proyecto legal sobre la reforma en julio de 2011, con el fin de que sea negociada y pactada en 2012 por el Consejo de la UE y por el Parlamento Europeo.

La PAC es la política que más fondos absorbe de la UE, un 40 por ciento del total, y supone un gasto de 59.799,6 millones de euros, con España como tercer beneficiado, con 7.487 millones (datos de 2009). EFE

ms/acm