Público
Público

Pajín asegura que las decisiones de las comunidades pueden poner en riesgo la cohesión de la sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha advertido de que "decisiones autonómicas que se pueden estar tomando, o que se quieran tomar en el futuro, pueden poner en cuestión la cohesión" del Sistema Nacional de Salud.

En una entrevista con Efe, la ministra ha recordado que en España todos los ciudadanos tienen garantizado por ley el acceso universal y en igualdad de condiciones a las prestaciones sanitarias.

Por ello, ha explicado Pajín, el Gobierno ha adoptado decisiones "para ahorrar a las comunidades autónomas un dinero y que no haya una excusa a la hora de recortar en materia sanitaria" y, además, "ha propuesto un modelo de financiación suficiente" para dejar a la sanidad fuera de las medidas de reducción del déficit.

El reto de futuro de la sanidad es la sostenibilidad del SNS, ha recalcado Pajín, para quien "la ecuación es muy sencilla: ingresos más ahorro y eficiencia".

La titular de Sanidad ha considerado que, más allá de los recursos "inyectados" por el Gobierno a las comunidades autónomas para garantizar el sistema sanitario (17.000 millones de euros en siete años), hay que garantizar que "el dinero que se otorga en nombre de la sanidad vaya a la sanidad", porque "tenemos la sensación de que eso no siempre ha sido así".

En este sentido, la ministra ha subrayado la obligación de todas las administraciones públicas de pagar a los proveedores, ya que se pone en cuestión el acceso de los ciudadanos a los medicamentos, lo que, a su juicio, "es especialmente grave".

"Exijo a las comunidades autónomas que el dinero que van a ahorrar y el que ya han ahorrado como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno, lo destinen a pagar a los proveedores y garanticen las prestaciones", ha pedido Pajín.

La ministra ha enumerado las "importantes" medidas de ahorro adoptadas por el Gobierno en esta legislatura, las últimas acordadas con las CC.AA. el pasado mes de julio en el Consejo Interterritorial de Salud, que incluían la obligación de los médicos de recetar el principio activo de un fármaco (no la marca comercial).

Ésta y otras, como los estuches personalizados de medicamentos que las farmacias dispensarán a los pacientes polimedicados (aquellos que toman seis o más medicamentos de forma continuada durante un periodo igual o superior a 6 meses), o el uso eficiente de las nuevas tecnologías, "garantizan no sólo el presente, sino también la salud futura de todos los ciudadanos".

Para la ministra, todavía "hay un margen de ahorro" en la coordinación del sistema sanitario y el sistema social, que es "el gran reto" de un país que debe hacer frente a una población cada vez más envejecida, que requiere de mayores prestaciones sanitarias y sociales.

Complementar y coordinar esas prestaciones "puede suponer un ahorro evidente en las arcas públicas".

No obstante, la ministra ha querido dejar claro de forma "rotunda" que nuestro SNS es "uno de los más eficientes del mundo", ya que es uno de los que menos porcentaje del PIB invierte (en relación a los países de su entorno) y "es el que más personas atiende y con más calidad".

Leire Pajín ha rechazado "absoluta y rotundamente" fórmulas de copago, porque "no arregla los problemas financieros y, además, puede ser profundamente desigual y perjudicial para los ciudadanos de nuestro país".

"La sanidad la debe pagar quien más tiene, no quien la necesita en su día a día", ha subrayado Pajín.

Respecto a la posibilidad de que los partidos políticos se pongan de acuerdo para lograr un Pacto de Estado de sanidad en la siguiente legislatura, la ministra ha asegurado que la voluntad política del PSOE de pactar "está más que demostrada".

Tras afirmar que fue el PP el que rompió este año el intento de llegar a ese Pacto en el seno de la Comisión de Sanidad del Congreso, Pajín ha asegurado que al PSOE "siempre lo encontrarán en el acuerdo porque, por encima de todo, quiere preservar el Sistema Nacional de Salud, en el que cree, y por el que va a luchar con uñas y dientes".