Público
Público

Pajín, seis meses esperando para ocupar un escaño en el Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando se cumple medio año desde que los socialistas designaran a Leire Pajín para suceder a Juan Andrés Perelló como senador autonómico por la Comunidad Valenciana, la demora en su nombramiento ha conducido a la insólita situación de que el PSOE lleve meses con un representante menos en la Cámara.

Se trata de una coyuntura que, según han subrayado a Efe fuentes del PSOE, ocasiona "una grave alteración de la normalidad democrática, que se ha mantenido inalterable en la designación de los senadores territoriales de todas las comunidades a lo largo de los 30 años de democracia".

Una "alteración" que equiparan con "una subversión de la Constitución" porque "adultera" los resultados de las votaciones en el Senado, como sucedió el 21 de octubre cuando el PSOE acabó perdiendo una votación que hubiera ganado de estar Pajín sentada en el escaño.

Las posturas están tan enrocadas que incluso el PSOE ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por la "inactividad" de las Cortes Valencianas, que está produciendo el "bloqueo" a la designación de Pajín, el último de ellos a cuenta de un examen de "valencianidad" al que la quiere someter el PP.

Bloqueo que los socialistas interpretan como un "chantaje" para que sus representantes en la Comunidad dejen de interesarse por aclarar la ramificación autonómica del "caso Gürtel".

Así lo constató en octubre el portavoz socialista en el Parlamento valenciano, Ángel Luna, al asegurar que el entonces portavoz del PP en la Cámara, Ricardo Costa, fue muy tajante en su "amenaza".

"Me comunicó que mientras siguiéramos preguntando por el caso Gürtel no habría senador socialista elegido por las Cortes. Literalmente como se lo cuento. Hasta hoy han cumplido su amenaza", sostiene Luna.

Tras meses de vicisitudes y cruce de acusaciones, la Comisión del Estatuto del Diputado se reunió el 6 de octubre para elevar a la Mesa de las Cortes Valencianas un dictamen favorable sobre la propuesta del PSOE, en el que no se alude a ningún "examen" ni comparecencia previa de Pajín.

Recuerdan los socialistas que la Comisión no condicionó su dictamen positivo a una citación previa, dado que en el trámite a seguir, conforme se establece en la Ley, no se prevé, por lo que únicamente queda que se incluya este punto en el orden del día del pleno para proceder a su votación.

Mañana, la junta de portavoces de las Cortes Valencianas fijará previsiblemente el calendario de plenos para lo que queda del actual periodo de sesiones, en el que se tienen que debatir los presupuestos regionales para 2010.

De no recogerse la convocatoria de pleno específico para votar el nombramiento de Pajín, será necesario esperar al próximo año, posiblemente a marzo, justo en el ecuador de la legislatura.

Los socialistas han dejado claro que "es totalmente ficticio" el supuesto debate sobre la comparecencia o no de un candidato, toda vez que no está previsto por la Ley de designación de senadores territoriales.

Más aún, estiman que la vinculación que pretende establecer el grupo popular entre comparecencia y designación "es contraria al derecho vigente".

Para el PSOE, no es más que una "nueva maniobra de retraso" con la que el PP "intenta justificar su nula voluntad" de convocar de forma inmediata el pleno que debe votar y designar a los candidatos a senador y suplente.

Con esta iniciativa, el PP "únicamente persigue mantener el obstruccionismo del proceso de designación del escaño en el Senado que le corresponde" proponer al PSOE y "sigue impidiendo que los ciudadanos valencianos tengan su representante en la Cámara, tal y como lo decidieron las urnas".

Los socialistas reprochan al PP que otras designaciones de senadores, como la de Eduardo Zaplana en su día, no sufrieron ningún tipo de impedimentos.

Tampoco se demoró el nombramiento de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, senadora por Castilla-La Mancha dos meses después de que cesara la anterior parlamentaria, dentro de los plazos previstos por la ley.

En el PP niegan, en cambio, obstruccionismo de ningún tipo, e insisten en que Pajín comparezca "sin temor", en palabras de su nuevo portavoz en las Cortes Valencianas, Rafael Maluenda, quien ha instado a la "número tres" del PSOE a "manifestar su grado de compromiso" para ser senadora territorial.